Caperucita Roja. Versión teatral. Tercera parte

Representación teatral de Caperucita Roja

Primera parte del guion de Caperucita Roja.

Segunda parte del cuento de Caperucita Roja.

VI EL LOBO SE COME A CAPERUCITA

CAPERUCITA
¡Buenos días!

(Caperucita, al no obtener respuesta, golpea la puerta. Toc, toc.)

LOBOABUELA
¿Quién es?

CAPERUCITA
Soy tu nieta, Caperucita Roja.

LOBOABUELA
Entra Caperucita, la puerta está abierta.

CAPERUCITA
Hola abuela, buenos días. Te traigo tortas y un tarrito de miel de parte de mi madre. Y este ramo de flores que he cogido para ti.

LOBOABUELA
Hola hijita, que alegría me da verte.
Deja todo en la repisa y ven a hacerme compañía. Tengo mucho frío.

CAPERUCITA
Abuela ¿te gustan las flores que te he traído?

LOBOABUELA
Si, son preciosas. Ji, ji. ji…..

(El lobo se mea de la risa mientras Caperucita deja las cosas en la repisa.
Vuelve a entrar Caperucita mirando curiosa toda la habitación.)

Siéntate aquí, a mi lado.

CAPERUCITA
¡Abuela, he sacado un notable en gimnasia!

LOBOABUELA
Qué nieta tan lista tengo.

CAPERUCITA
Gracias
¡Oh, abuelita! qué orejas tan grandes que tienes.

LOBOABUELA
Son para oírte mejor, mi niña.

CAPERUCITA
Pero, pero abuelita, qué ojos tan grandes que tienes.

LOBOABUELA
Son para verte mejor, querida.

(El lobo mira fijamente a Caperucita y esta le toca la nariz.)

CAPERUCITA
Pero abuelita, qué nariz tan, tan…. grande que tienes.

LOBOABUELA
(El lobo la olfatea. Caperucita intenta alejarse.)

Es para olerte mejor.

CAPERUCITA
Y qué boca tan grande que tienes.

(El lobo tira de Caperucita hacia su boca.)

LOBO
¡Auuuuuuuu! Es para comerte mejor.

(Y casi sin terminar de decirlo, da un salto ,sale de la cama y se traga también a Caperucita Roja.)

Deliciosa, que buen bocadito. ¡¡¡Auuuuuuuu!!! He comido como un señor… lobo. Auuu,

(Bosteza.)

VII LA SALVACIÓN Y EL CASTIGO

(El lobo se vuelve a tirar en la cama a roncar y dormir a pierna suelta. Tanto había comido que tuvo una gran pesadilla. Un leñador que por casualidad pasaba en ese momento por allí lo escucha y se detiene delante de la casa.)

LOBO
(Soñando.)

No, no, deja ese árbol, mi casa….

LEÑADOR (en off)
Abuela, ¿está usted bien?

LOBO
No, no…

LEÑADOR
¿Abuela?

(Al no escuchar respuesta entra y ve al lobo.)

¡Así que te encuentro aquí, viejo verde! ¡Hacía tiempo que te buscaba! Te vas a enterar.

(Y cuando se dispone a disparar contra él piensa.)

Un momento, el lobo podría haber devorado a la viejita y aún podría ser salvada.

(Se acerca, saca unas tijeras y empieza a cortar el vientre del lobo durmiente. Y así rescata a Caperucita.)

CAPERUCITA
¡Rápido, Ernesto, mi Abuela está ahí dentro, en la barriga del lobo!

LEÑADOR
Abuela.

CAPERUCITA
Abuela, abuela, ya la tengo, dame la mano, tiramos fuerte, a la de una, a la de dos y tres.

(Rescatan a la abuelita.)

¡¡¡Abuela!!!!!

ABUELA
¡Ay, ay!…. ¿Estás bien Caperucita?

CAPERUCITA
Sí, ¿y tú Abuela?

ABUELA
El brazo me duele un poco. Vaya fuerza que tenéis.

LEÑADOR
Abuela, lo tiene un poco amoratado, voy por un aceite curativo que tengo en la cabaña y a buscar a alguien que me ayude a sacar al lobo.

(Sale y vuelve a entrar.)

Por qué no vienen conmigo, el lobo todavía puede ser muy peligroso.

ABUELA
Gracias, Ernesto, no te preocupes te esperaremos fuera, y cerramos la puerta con llave, ve tranquilo.

CAPERUCITA
Abuela, trae las piedras que tienes en la cocina y aguja e hilo.

ABUELA
Este no es un buen momento para hacer trabajos manuales.

CAPERUCITA
Abuela no discutas porfa. Rápido Abu.

ABUELA
Ya voy, Caperucita, la prisa no es buena consejera.

CAPERUCITA
Abuela, mira, le metemos las piedras en la barriga y se la cosemos, por si se despierta, así pensará que estamos dentro.

ABUELA
Que buena idea. Toma.

(Con las piedras de la Abuela llenan el vientre del lobo.)

CAPERUCITA
Una, dos y tres. Abu, la aguja y el hilo.

(Le cosen la barriga.)

Abuela, ya está, vámonos antes…………

LOBO
Noooooooo. No, no.

(Se quedan paralizadas solo menean la cabeza siguiendo el movimiento del lobo.)

CAPERUCITA
Corre Abuela, correeeee…….

LOBO
(Se despierta)

Ay, mi barriga, que pesadez, parece que me haya comido un saco de piedras.

(Se incorpora pesadamente.)

Tengo mucho sed, agua, agua…. el río, allí beberé y beberé……

(Quiere levantarse rápido pero las piedras son tan pesadas que con mucho esfuerzo sale a la calle.)

(El leñador fuera de escena le sigue.)

Beberé y beberé y el río secaré, glu, glu, socorro.

LEÑADOR (en off)
El lobo se está ahogando.

LOBO
Glu, glu, glu, me ahoglu goglu

LEÑADOR (en off)
El lobo se está ahogando. El lobo se ha ahogado. El lobo se ha ahogado.

VIII EL CASTIGO Y LA SALVACIÓN

EL LEÑADOR
El lobo se ha ahogando. Abuela, Caperucita el lobo se ha ahogado. Abuela dónde están.

CAPERUCITA
Abuela, corre, corre….

ABUELA
Hijita, no oyes a Ernesto.

LEÑADOR (en off)
El lobo se ha ahogado.

ABUELA
Menos mal que estamos bien.

CAPERUCITA
Si Abuela.

(Se abrazan y besan.)

Y tu brazo, ¿te duele?.

ABUELA
Me duele el brazo y la cadera y el esternón….

CAPERUCITA
Abuela vamos a casa, que te voy a poner las tortitas con miel que te ha preparado Mamá.

ABUELA
Pero que nieta más encantadora tengo.

CAPERUCITA
Gracias Abuela, tú sí que eres chachi.

(Todas cantan una canción.)

F I N

Ver obras de teatro cortas para niños.

Puedes comentar a través de Disqus o de Facebook seleccionando la opción más arriba.