4.000 espectadores asistieron a las representaciones de los Domingos de Títeres

Compartir
Compartir en Facebook Twitear sobre esto Pin en Pinterest Compartir por email Compartir en LinkedIn

domingos de titeres

Acaba de cerrarse en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao la quinta temporada del ciclo Domingos de Títeres, un programa dirigido a público familiar y auspiciado por la Fundación SGAE. Hecho el balance final de asistentes, cerca de 4.000 personas han accedido a la que se confirma como una de las principales programaciones estables de teatro de títeres en Euskadi.

En esta quinta edición se han ofrecido un total de 41 representaciones a cargo de 20 compañías profesionales especializadas en el mundo del títere. El ciclo dio comienzo el 2 de noviembre de 2014 y ha finalizado el pasado 29 de marzo, con funciones de mañana y tarde, casi todos los domingos, en la Sala Cúpula del teatro bilbaíno.

Con el paso de los años los promotores han ido perfilando un programa muy del gusto del público infantil y familiar. “La idea desde el principio ha sido procurar una programación a la que pudieran asistir los niños con sus padres, abuelos y amigos, de ahí que seamos muy exigentes con los títulos elegidos”, señala Antoine Bastero, en la imagen, director del ciclo teatral. “Por un lado tratamos de seleccionar espectáculos que puedan ser visionados por niños a partir de los tres años y por otro buscamos nuevas formas artísticas, belleza y calidad interpretativa”.

Por los Domingos de Títeres han pasado títulos premiados en festivales diversos de ámbito estatal e internacional. “El hecho de contar con una programación estable hace que el público se vuelva más selectivo y elija con mayor precisión lo que quiere ver”, detalla Bastero. “Nuestro afán es proporcionar la mayor cantidad de información previa sobre las compañías y los espectáculos, ya que con el paso del tiempo vamos viendo que el público desea seleccionar mejor lo que quiere ver con sus hijos”.

En estos momentos se trabaja ya con la programación de la próxima temporada, que comenzará en otoño. Entre los objetivos, continuar ampliando el número de representaciones en euskera, mantener el nivel de calidad del programa y seguir promocionando la venta de abonos con descuentos para varias funciones, con el fin de hacer más accesible la asistencia del gran público.