Guiones para tí­teres: Nicolás tiene un gato


El cuento de hoy es una sencilla historia para hablar a los niños del respeto a los animales y de la responsabilidad de tener una mascota.
Que lo disfrutéis.
Recomendado a partir de 5 años.

Nicolás tiene un Gato
Autora: Isabel Tapiador

(Vemos el decorado de una calle, es por la mañana, gentes van y vienen.
En primer término hay un coche aparcado.
Entra en escena la madre de Nicolás, por la derecha)

MADRE.-
Nicolás, no te entretengas, que llegamos tarde.
(Entra Nicolás)
NICOLÁS.-
Ya voy, mamá.
(Caminan, se oye un débil maullido, Nicolás se para)
-¿Has oí­do, mami?
MADRE.-
(Que tira de él)
Yo no he oí­do nada. -¡Vamos!
(Se oye el maullido de nuevo)
NICOLÁS.-
-¿Has oí­do, has oí­do?
MADRE.-
-¡Que nos cierran el colegio!
NICOLÁS.-
-¡Pero mami!
(La madre tira de él y salen de escena por la izquierda)
(Seguimos en la misma calle, barullo de gentes y tráfico. Por la derecha, entra la madre, apresurada)
MADRE.-
-¡Vaya, se me ha pasado la mañana volando!
(Volvemos a oí­r el maullido, la madre se para, escucha, no se oye nada. Sigue su camino apresurada y sale de escena)
(Entra un perro que olisquea aquí­ y allá, se acerca al coche aparcado, gruñe y se va)
(Entra Nicolás por la izquierda)



NICOLÁS.-
-¡Corre mami, era por aquí­!
(Entra la madre, los dos se quedan parados escuchando, nada de oye)
MADRE.-
No hay nada, hijo. Vamos a comer.
(Siguen avanzando, Nico camina hacia atrás, se oye el maullido)
NICOLÁS.-
-¡Ahora!
MADRE.-
Sí­, creo que lo he oí­do.
NICOLÁS.-
-¡Es un gatito, seguro!
(El gatito asoma la cabeza por debajo del coche)
NICOLÁS.-
-¡Ahí­ está, qué bonito es!
(Nico se acerca corriendo al gato, que se esconde)
MADRE.-
Ten cuidado, te puede arañar.
NICOLÁS.-
-¡Vamos a llevarlo a casa!
(La madre tira de Nico)
MADRE.-
-¡Ah, no, no, no, no!
(Dicen el texto mientras salen de escena, la madre tirando de Nico y Nico mirando hacia el gato)
NICOLÁS.-
-¡Pero mami!
MADRE.-
-¡Venga, ahora a comer y al cole!
NICOLÁS.-
-¡Pero mami!
MADRE.-
Puede tener enfermedades y cosas.
NICOLÁS.-
-¡Lo llevamos al médico!
(Salen de escena por la derecha. Se oye el maullido, Nico se asoma)
NICOLÁS.-
-¡Volveré!
(Pasa un autobús, la calle está vací­a, es la hora de comer. Un ave cruza la escena volando)
(Oí­mos las voces de Nico y su madre)
MADRE.-
-¡Me tienes la cabeza loca!
NICOLÁS.-
-¡Anda, mami!
(Entran en escena por la derecha)
MADRE.-
A lo mejor lo está buscando su madre gata.
NICOLÁS.-
Es verdad.
(La madre suspira. Nico mira bajo el coche)
NICOLÁS.-
-¡Aquí­ está, aquí­ está!
(Se oye el maullido)
NICOLÁS.-
-¿Y si alguien lo ha abandonado?
MADRE.-
Puede ser, hijo.
NICOLÁS.-
-¡Anda, mami!
(La madre le coge de la mano y se lo lleva)
MADRE.-
-¡Ya veremos!
NICOLÁS.-
(Contento)
-¡Ya veremos!
(Salen por la izquierda)
(El gatito sale de debajo del coche y maúlla, como llamándoles. Se esconde rápidamente, entra el perro)
(El perro olisquea hasta llegar al coche, gruñe con más energí­a que antes, levanta la pata y deja allí­ su aroma. Se va)
(Entra la madre, recorre la escena. Lleva un cesto grande en la mano)
MADRE.-
-¡Siempre con prisa, siempre!
(Se oye el maullido, la madre se para)
MADRE.-
-¡Ya te oigo, ya te oigo! -¡Hay que ver…hay que ver!
(Sale por la izquierda. Pasa el autobús)
(Nico entra corriendo por la izquierda, mira debajo del coche)
NICOLÁS.-
-¡Gatito…!
(Se oye el maullido, entra la madre)
NICOLÁS.-
-¡Aquí­ está, me ha contestado!
MADRE.-
-¿Tú lo vas a cuidar?
NICOLÁS.-
-¡Sí­ mami!
MADRE.-
-¿De verdad, todos los dí­as?
NICOLÁS.-
-¡Sí­ mami, sí­ mami!
(El gatito asoma la cabeza y maúlla)
MADRE.-
Está bien, a ver si lo conseguimos.
NICOLÁS.-
-¡Siiiiií!
(Le da un beso a la madre)
MADRE.-
Con cuidado, a ver si entra en la cesta.
(Tumba la cesta en el suelo)
NICOLÁS.-
-¡Gatito…! Tenemos que ponerle nombre. -¡Ya lo sé, Bruno!
MADRE.-
-¿Bruno?
NICOLÁS.-
-¡Bruno…ven…!
(El gatito asoma la cabeza y luego todo él sale de debajo del coche)
MADRE.-
-¡Ay, qué cochino está!
NICOLÁS.-
-¡Yo lo lavo muy bien, muy bien, mami!
MADRE.-
-¡Estupendo!
NICOLÁS.-
-¡Aquí­, Bruno!
(El gatito se cuela en la cesta)
NICOLÁS.-
-¡Bieeeen!
(Nicolás abraza la cesta y la levanta)
MADRE.-
-¡Hala todos para casa. O mejor, para el veterinario, que no sé a qué hora cierra!
(Sale apresurada por la derecha)
GATITO.-
-¡Miaaauuu! No me gusta llamarme Bruno.
(Nico se asusta y suelta la cesta, que cae al suelo. Asoma el gatito)
NICOLÁS.-
-¿Y qué nombre te gusta?
GATITO.-
Federico.
(Nico rí­e)
GATITO.-
-¿Oye, me vas a abandonar?
NICOLÁS.-
-¡Noooo, nunca!
GATITO.-
-¡Es que he pasado mucho frí­o y mucho susto!
NICOLÁS.-
-¡Federico!
(Se abrazan, entra la madre)
MADRE.-
-¡Nico, pero qué haces. Ponlo en la cesta, que está muy cochino!
NICOLÁS.-
Es que se llama Federico.
MADRE.-
-¡Como si se llama Marco Antonio, a la cesta!
(El gato salta a la cesta)
NICOLÁS.-
-¡Qué bueno es!
(Nico abraza la cesta y la levanta)
MADRE.-
-¡Vamos, que nos cierran!
NICOLÁS.-
-¡Vamos, Federico!
FEDERICO.-
-¡Miaaauuu!
(Salen por la derecha)
(El ave cruza el cielo, el coche aparcado arranca y se va)
FIN


Otros textos teatrales breves:


Una Respuesta a “Guiones para tí­teres: Nicolás tiene un gato”