Guiones para títeres: El cerdito glotón


Este simpático texto teatral nos habla de aquellos que se creen más listos que los demás. La historia se desarrolla con cinco personajes y con una trama sencilla y luminosa. Recomendado a partir de los 4 años.

El cerdito glotón

(Un espacio vacío. Entra Juancho, que trae un recipiente de comida para animales, y lo deja en el suelo).
JUANCHO.-
-¡Fifí!, -¿dónde estás? Aquí tienes tu comida.
(Sale y deja el recipiente a la vista).
(Entra Fifí, un gato, que se acerca hasta la comida y pronto se pone a comer, con parsimonia).
GLOTÓN.-
(En off).
Miau, miau.
FIFÍ.-
Vaya, un colega.
(Entra Glotón, un cerdito).
GLOTÓN.-
Miau, miau.
FIFÍ.-
Eres raro para ser un gato.
GLOTÓN.-
Eso es porque hace tiempo que no como nada. Y tengo mucha hambre… Miau.
FIFÍ.-
Si comparto mi comida contigo, los dos nos quedaremos con hambre.
GLOTÓN.-
Hace días que no como. Miau.
FIFÍ.-
De acuerdo. Dicen que hay que ser generosos.
(Glotón se acerca hasta la comida y pronto, entre los dos, acaban con el manjar).
GLOTÓN.-
-¡Qué pronto se ha acabado! Gracias, amigo gato. No te olvidaré. Miau.
(Sale).
FIFÍ.-
Yo tampoco te olvidaré. -¡Menudo tragón!
(Sale también).
(Entra Juancho con otro recipiente de comida para animales. Lo deja en el suelo y recoge el que está vacío).
JUANCHO.-
-¡Tobi!, aquí tienes tu comida.
(Sale con el plato vacío de Fifí).
(Entra Tobi, un perro, que se acerca rápido hasta el plato).
TOBI.-
(Desde que entra).
Comida, comida; -¡oh! Comida, comida; -¡oh!
GLOTÓN.-
(En off).
Guau, guau.
TOBI.-
Vaya, un compadre.
GLOTÓN.-
(Que entra).
Guau, guau.
TOBI.-
(Que deja de comer).
-¿Qué clase de perro eres?
GLOTÓN.-
Soy un perro de lodos.
TOBI.-
Conocí a un perro de aguas.
GLOTÓN.-
Yo soy un perro de lodos. Te extrañas de mi aspecto por el hambre que paso. Guau.
TOBI.-
-¡Hambre! Eso es malo, compadre. Malo, malo, malo.
GLOTÓN.-
Si compartieras tu comida con un compadre… Guau.
TOBI.-
-¿Compartir, compartir? De acuerdo, compadre. No es bueno pasar hambre.
(Glotón ser acerca hasta la comida y en un visto y no visto, entre los dos, dejan vacío el plato).
GLOTÓN.-
Ya está vacío.
TOBI.-
Ya te digo… Eres más rápido que mi amigo Bobi.
GLOTÓN.-
Saludos, amigo perro. Debo seguir mi camino. Guau.
(Sale).
TOBI.-
No le dije nada, pobre; pero es el perro más feo que jamás conocí.



LISTO.-
(En off).
Adiós, cerdo.
(Entra Listo, un conejo).
TOBI.-
-¿Por qué has llamado cerdo a mi compadre?
LISTO.-
Porque es un cerdo.
TOBI.-
No es muy cochino para ser perro.
LISTO.-
No es un perro, es un cerdo.
TOBI.-
Pero si me saludó, y me dijo: -¡guau!
LISTO.-
Yo también puedo decir guau, y sigo siendo un conejo.
TOBI.-
Pues ese cerdo me ha engañado y se ha comido la mitad de mi comida.
FIFÍ.-
(Que entra).
-¿De quién habláis?
LISTO.-
(Que ríe).
No te lo vas a creer, pero a éste lo han engañado y se han zampado la mitad de su comida.
TOBI.-
Con esa nariz chata, me pareció raro para ser perro.
FIFÍ.-
-¿Nariz chata?
(Ríe).
No era un perro, era un gato.
LISTO.-
(Que ríe de buena gana).
-¿No me digas que también se ha comido la mitad de tu comida?
(Ríe).
FIFÍ.-
Me dijo que era un poco raro por el hambre que pasaba.
TOBI.-
Soy un perro tonto.
FIFÍ.-
Y yo un tonto gato.
LISTO.-
No os preocupéis. Menos los dientes de mi primo Piños, todo tiene solución. Venid conmigo.
TOBI.-
-¿Tienes un plan?
FIFÍ.-
-¡Me encantan los planes!
(Salen los tres).
(Entra Juancho, con otro plato de comida, que deja en el suelo, y recoge el plato vacío).
JUANCHO.-
-¡Glotón!, -¡tu comida!
(Sale).
GLOTÓN.-
(Que entra).
-¡Comida, comilona!
(Se acerca hasta el plato y da vueltas alrededor de él).
-¡Comida, comilona!
TOBI y FIFÍ.-
(En off).
-¡Oink, oink!
GLOTÓN.-
-¿Eh?
TOBI y FIFÍ.-
(Que entran y se abalanzan sobre el plato de comida).
Oink, oink.
GLOTÓN.-
Vosotros no sois cerdos.
FIFÍ.-
-¿Por qué no? Si tu puedes gato.
TOBI.-
Y también perro.
FIFÍ.-
Bien podemos ser nosotros unos cerditos.
(Y antes de que Glotón pueda reaccionar, entre perro y gato hacen desaparecer toda la comida).
FIFÍ.-
Adiós, colega… Oink.
TOBI.-
Hasta pronto, compadre… Oink.
(Salen ambos y entra Listo).
GLOTÓN.-
Esto es injusto. Yo comí la mitad del plato de cada uno. Y ellos han dejado el mío vacío.
LISTO.-
Tú has comido dos mitades, que hacen un plato entero. Y ellos también han comido dos medios platos. Así que estáis en paz.
GLOTÓN.-
Los conejos sois unos liantes.
(Sale).
LISTO.-
Ya lo decía mi abuelo.
TOBI.-
(Que entra).
-¿Y que decía, qué decía?
LISTO.-
Que quien se cree más listo que los demás, se engaña primero a sí mismo.
TOBI.-
Vaya. Mi abuelo sólo decía: guau.
LISTO.-
-¿Nos vamos a jugar?
TOBI.-
-¡Claro!, un buen perro siempre quiere jugar.
LISTO.-
Vamos allá.
TOBI.-
-¡Guau!
LISTO.-
Bien dicho. -¡Guau!
(Salen ambos).

FIN


Otros textos teatrales breves:


17 Respuestas a “Guiones para títeres: El cerdito glotón”

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Este simpático texto teatral nos habla de aquellos que se creen más listos que los demás. La historia se desarrolla con cinco personajes y con una trama sencilla y luminosa. Recomendado a partir de los 4 años.(Visto 29 ve…