Guiones para títeres: La casa de los enanos


El texto teatral que presentamos está inspirado en una antigua leyenda madrileña, que nació dentro de una solitaria mansión a la afueras de la ciudad. Este caserón perteneció a un Caballero de la Orden del Toisón de Oro.
La historia nos habla de la bondad y la maldad.
Recomendada a partir de los 5 años.

La casa de los enanos
Autor: José Luis García

(Estamos en el salón de una antigua mansión, deshabitada desde hace mucho tiempo. Es de noche, pero la luz de la Luna llena se vierte con generosidad por los ventanales).
(Escuchamos un golpe y Rufián 1 y 2 entran, abrazados uno a otro y caen al suelo. Se levantan de inmediato y mediante gestos y sonidos se indican entre ellos que deben guardar silencio. Avanzan sigilosos. Rufián 2 lleva una pequeña bolsa de tela atada al cinturón).
RUFIÁN 1.-
(Después de un rato. Harto de guardar silencio).
Esto es una tontería. Aquí no hay nada.
RUFIÁN 2.-
Dicen que aquí se esconde un gran tesoro.
RUFIÁN 1.-
Si alguna vez hubo un tesoro, ya se lo habrán llevado.
(Mientras señala la bolsa que lleva Rufián 2).
Además, con lo que acabamos de coger en la casa de al lado, ya tenemos un pequeño tesoro.
RUFIÁN 2.-
Nunca es suficiente. Además, el tesoro debe estar aún, porque la gente tiene miedo de entrar aquí.
RUFIÁN 1.-
Seguro que ahora mismo sí. Para no encontrarse a un tonto como tú.
RUFIÁN 2.-
-¿A quién llamas tonto?
RUFIÁN 1.-
(Que acerca su cara a la del otro).
-¡Tonto!
(Se agarran el uno al otro y forcejean entre ellos).
(Un Enano con aspecto amenazador aparece de improviso junto a ellos y con gestos les conmina a guardar silencio. Los dos rufianes, sobresaltados, huyen entre gritos del lugar. El Enano sale rápido, como si desapareciera).
(Al poco, las cabezas de los rufianes aparecen por un extremo, vigilan. Luego, entran).
RUFIÁN 2.-
Ese enano esconde el tesoro.
RUFIÁN 1.-
El primero que lo vea, que grite “patata” y nos lanzamos sobre él.
(Se separan y cada uno sale por un extremo. El Enano aparece de improviso).
RUFIÁN 2.-
(En off).
-¡Patata!
(Cada rufián entra por un extremo, avanzan veloces hacia el enano que, cuando está a punto de ser atrapado, desaparece hacia abajo. Los dos rufianes chocan entre ellos, y caen al suelo).
RUFIÁN 1.-
(Mientras se levanta y se toca la cara. Rufián 2 también se levanta).
-¡Ay, madre!
RUFIÁN 2.-
(Tartamudea, aturdido por el golpe).
-¿Dónde se ha metido el muy enano?
RUFIÁN 1.-
Vamos. Ahora verás cómo lo atraparemos.
(Salen juntos).
(El Enano vuelve a aparecer en el centro).
RUFIÁN 2.-
(En off).
-¡Patata!
(Entran los rufianes desde abajo, justo al lado del Enano. 2 lleva una estaca entre sus manos, y trata de golpear al Enano, pero éste se agacha y el golpe lo recibe 1. Aparece Otro Enano con una estaca, con la que golpea a 2. 1 y 2 caen al suelo y los pequeños seres desaparecen).



RUFIÁN 1.-
(Mientras se levanta y se toca la cara. Rufián 2 también se levanta).
-¡Ay, madre!
RUFIÁN 2.-
(Tartamudea, aturdido por el golpe).
Se creen muy listos.
RUFIÁN 1.-
Pero nadie se cree más listo que nosotros.
RUFIÁN 2.-
-¡Eso!
(Salen juntos).
(Entran un niño y una niña, son Daniel y Justina. Caminan con cuidado. Se les nota que tienen miedo).
DANIEL.-
Si encontramos el tesoro escondido, nuestros padres podrán pagar la casa.
JUSTINA.-
Y dejarán de estar refunfuñando todo el día.
DANIEL.-
Y podremos comer otra cosa que no sea arroz con pan.
(El Enano entra y les dice por señas a los niños que guarden silencio).
DANIEL.-
Perdón, pequeño señor, no queremos molestar.
(Sale el enano).
DANIEL.-
-¿Quién era?
JUSTINA.-
No sé. A lo mejor también busca el tesoro.
DANIEL.-
Si lo encontramos, le daremos la mitad. Seguro que a él también le hace falta.
JUSTINA.-
Vale.
(Salen juntos).
(Aparecen, como por arte de magia, los dos enanos).
ENANO 1.-
-¿Qué te parece?
ENANO 2.-
Estoy de acuerdo.
RUFIÁN 1.-
(En off).
-¡Patata!
(Entran los dos rufianes, cada uno por un extremo y con una estaca cada cual, y se lanzan hacia los enanos, pero en el momento en que van a ser golpeados, desaparecen y los rufianes se golpean entre ellos, sin quererlo, y caen al suelo.
Inmediatamente aparecen los dos enanos. Uno de ellos lleva la bolsa de tela del rufián. Ríen y salen juntos).
RUFIÁN 1.-
(Mientras se levanta y se toca la cara. Rufián 2 también se levanta).
-¡Ay, madre!
RUFIÁN 2.-
(Tartamudea, aturdido por el golpe).
Vámonos. Si esos dos tienen un tesoro será tan pequeño como ellos.
RUFIÁN 1.-
-¡Te han robado la bolsa!
(Una bolsa aparece lejos de los dos personajes. Es más grande que la robada).
RUFIÁN 2.-
-¡La bolsa!
(Se acercan hasta la bolsa).
RUFIÁN 1.-
Ha crecido.
(Ríen y se agachan para abrirla).
ENANO 1.-
(Que asoma de la bolsa).
-¡Patata!
RUFIÁN 1.-
-¡Corre, antes de que lleguen los otros!
(Salen huyendo los rufianes).
(Desaparecen el enano y la bolsa).
(Entran Daniel y Justina).
JUSTINA.-
Los gritos venían de aquí.
DANIEL.-
Espero que no le haya pasado nada al señor pequeñito.
JUSTINA.-
-¡Señor pequeño!, -¿está usted bien?
(La bolsa de los rufianes aparece detrás de los niños, que no la ven. Ellos buscan al enano por el lugar y terminan encontrando la bolsa. Emocionados y sin hablar se acercan hasta ella y la abren).
JUSTINA.-
Está llena de monedas de oro.
DANIEL.-
-¿Somos ricos?
(Se cogen de las manos y bailan, dando saltos y cantando una cancioncilla que conocen).
(El Enano entra y les dice por señas a los niños que guarden silencio).
DANIEL.-
Perdón, pequeño señor, no queremos molestar.
JUSTINA.-
Estamos contentos porque hemos encontrado esta bolsa con monedas de oro.
DANIEL.-
Y queremos compartirla con usted.
(Aparece el otro enano y ambos ríen de buena gana).
ENANO 1.-
Nuestro tesoro es mantener alejada a la mala gente de esta mansión.
ENANO 2.-
Llevaos las monedas.
ENANO 1.-
Esperemos que vuestra suerte mejore a partir de hoy.
JUSTINA.-
Pero…
ENANO 1.-
Marchaos antes de que vengan otros ladrones y os la quiten.
DANIEL Y JUSTINA.-
-¡Gracias!
(Salen los dos niños).
ENANO 1.-
Buenos chicos, -¿eh?
ENANO 2.-
Buenos chicos.
(Desaparecen ambos)

FIN


Otros textos breves:


91 Respuestas a “Guiones para títeres: La casa de los enanos”

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El texto teatral que presentamos está inspirado en una antigua leyenda madrileña, que nació dentro de una solitaria mansión a la afueras de la ciudad. Este caserón perteneció a un Caballero de la Orden del Toisón de Or…