Guiones para tí­teres: El patito feo


El guión que hoy os presentamos es una adaptación del cuento de Andersen: El Patito Feo.
Sentimos especial cariño por este personaje, una de las obras en repertorio de nuestra compañí­a, Marimba Marionetas, es este cuento clásico y en esta versión para Titerenet querí­amos remarcar la ternura y fortaleza de este personaje.
Recomendado a partir de cuatro años.

El Patito Feo
Autora: Isabel Tapiador

(Un radiante sol en lo alto, es verano)
(Tres huevos en el centro de la escena, uno es claramente más grande
Los dos huevos pequeños conversan, se mueven con una especie de vibración mientras oí­mos sus voces)

HUEVO1.-
-¿Has visto a éste?
HUEVO2.-
Menudo grandullón, casi no nos deja sitio en el nido.
HUEVO1.-
Qué se habrá creí­do.
HUEVO2.-
Ya lo ves.
(Entra la madre Pata, toda apresurada)
PATA.-
-¡Qué despistada, qué despistada!
Me fui a beber un poco de agua y me he quedado dormida.
(Se coloca sobre los huevos)
Así­ está mejor…-¡Uy! -¡Creo que están a punto de nacer! -¡Sí­, están rompiendo el cascarón!
(La madre se aparta y aparecen dos bonitos patitos, cada uno con un trozo de cascarón en la cabeza)
PATITOS.-
-¡Cua, cua!
(De un gracioso saltito, se quitan el cascarón, la madre los abraza con las alas)
PATA.-
-¡Un patito y una patita!
PATITO.-
-¡Ooohh, cuánto mundo!
PATITA.-
-¡Vamos a jugar!
PATITOS.-
-¡A jugar!
PATA.-
Un momento, todaví­a falta un hermanito.
(La madre se coloca encima del huevo)
PATITO.-
-¡Buah, el grandullón!
PATITA.-
-¡Qué pesado!
PATA.-
-¡Silencio!
PATITOS.-
-¡Jo!
(Los patitos se aburren, empiezan a canturrear bajito y van subiendo el volumen)
PATITOS.-
En el mundo vamos a jugar.
En el agua vamos a nadar.
-¡Date prisa, date prisa,
vamos a jugar!
-¡Date prisa, date prisa,
vamos a nadar!
PATA.-
-¡Ya rompe el cascarón!
(Se aparta y aparece un polluelo grandullón, desgarbado, gris y feucho)
PATITO FEO.-
-¡Ank!
PATITOS.-
-¡Buah!
PATA.-
No se dice “ank”, se dice “cua”.
PATITO FEO.-
-¡Ank, cua, mamá!
PATA.-
-¡Muy bien! Quedaos los tres aquí­ jugando un rato, voy a avisar a los animales de la granja para que vengan a conoceros.
PATITO FEO.-
Sí­, mamá.
(La madre acaricia con el ala al Patito Feo y sale)



PATITO FEO.-
-¡A jugar! -¡Ank, ank! -¡Digo, cua, cua!
(Los otros dos patitos hablan bajito entre ellos)
PATITO.-
Yo no quiero que me vean con este feo.
PATITA.-
Ni yo, vamos a jugar por ahí­.
PATITO FEO.-
-¿Qué pasa, a qué jugáis?
PATITO.-
Hermano, hermanito, vamos a buscar a mamá, que parece que tarda.
PATITA.-
Tú quédate aquí­, por si viene alguien.
(Se van rapidillos)
PATITO FEO.-
-¿Por qué me dejan solito?
(Entra una gallina)
GALLINA.-
-¡Cooo, corococooo! -¿Pero cómo, tú eres uno de los nuevos patitos? -¡Cooo, corococooo! -¡Qué feo, qué feo, no te puedes quedar aquí­! -¡Cooo, corococooo!
(Sale)
PATITO FEO.-
-¿Pero qué les he hecho yo para que me traten así­?
(Entra una vaca)
VACA.-
-¡Muuuu! -¡Caraaamba, pero qué bicho raaaro! -¡Veeete, feuuucho, veeete! -¡Muuuu!
(Sale)
PATITO FEO.-
No me quieren porque soy feo.
(Lloriquea)
-¡Pues me voy! A lo mejor encuentro más feuchos como yo por el mundo.
(Sale lloriqueando)
(Desaparece el sol y aparecen unos árboles otoñales)
(Un pato salvaje nada contento por la escena, estamos en un lago)
PATO SALVAJE.-
Pato, pato, pato soy.
Pato, pato, salvaje soy.
(Entra nadando el Patito Feo, el Pato Salvaje no le ve. Ya no es un polluelo, ha crecido un poco, pero sigue siendo feo y desgarbado)
PATITO FEO.-
-¡Hola!
(El Pato Salvaje se da la vuelta)
PATO SALVAJE.-
-¡Qué susto, chico!
PATITO FEO.-
-¿Por qué? Yo también soy un pato como tú.
PATO SALVAJE.-
-¡Qué vas a ser tú un pato!
PATITO FEO.-
-¡Claro que sí­!
PATO SALVAJE.-
Tú eres muy feí­to, chico, muy rarito, muy feí­to…
PATITO FEO.-
-¡Ya está bien!
(Se oyen unos disparos, el Pato Salvaje aletea nervioso)
PATO SALVAJE.-
-¡Corre chico, corre, vienen los perros de los cazadores!
-¡Cua, cua, cua!
(Sale veloz)
(El Patito Feo aletea nervioso, no sabe qué hacer)
PATITO FEO.-
-¿Perros, qué perros, por dónde?
(Esconde la cabeza debajo del ala. Por un lado de la escena asoma la cabeza un perro gruñendo, entra hasta el borde del agua)
PERRO.-
-¡Grrrr, grrrr!
(Olisquea)
PATITO FEO.-
(Quitándose el ala de la cara)
-¿Va usted a comerme?
PERRO.-
-¿Pero qué dices? Mi amo quiere patos y no bichos feos como tú. -¡Grrrr!
(Sale)
PATITO FEO.-
Soy tan feo, que ni los perros me quieren morder, -¡vaya!
(Se aleja triste, sale)
(Desaparecen los árboles y aparecen unos oscuros nubarrones)
(Entra el patito, temblando, el viento casi no le deja avanzar)
PATITO FEO.-
Creo que ha llegado el invierno, tengo mucho frí­o.
(Sigue con su lucha por avanzar, el viento le arrastra)
-¡Veo una luz, allí­ hay una casa, si me dejan entrar estaré calentito!
(Sale como puede)
(Desaparecen los nubarrones, estamos en la casa)
(Entran en escena una anciana y su gato, que maúlla nervioso)
ANCIANA.-
-¿Qué pasa, Rufo?
(Se oyen unos golpecitos en la puerta, es el patito con el pico)
ANCIANA.-
-¡Adelante, la puerta está abierta!
(Entra tembloroso el patito)
PATITO FEO.-
Bu, bu, buenas tardes. -¡Atchí­s!
ANCIANA.-
-¿Pero bueno, de dónde sales tú?
PATITO FEO.-
No, no, no lo sé. -¡Atchí­s!
(El gato maúlla amenazante)
ANCIANA.-
-¡Calla, Rufo!
-¿Sabes poner huevos?
PATITO FEO.-
No, no, no lo sé. -¡Atchí­s!
ANCIANA.-
Ya veo que no sabes nada. Bueno, puedes quedarte un tiempo a prueba, pero si no pones huevos tendrás que marcharte.
(Sale la anciana)
GATO.-
-¿Qué te crees, que ahora toda las atenciones van a ser para ti?
PATITO FEO.-
Yo no me creo nada.
GATO.-
-¿Qué te crees, que te voy a dar mi comida?
PATITO FEO.-
Yo sólo quiero estar calentito
GATO.-
-¿Qué te crees, qué te crees? -¡Miaaaauu!
(El Gato se acerca al Patito, éste se aleja; así­ comienza una persecución en toda regla).
PATITO FEO.-
-¡No te enfades!
GATO.-
-¡Miaaauu, miaaauu!
PATITO FEO.-
-¡Ya me voy!
(Sale veloz)
GATO.-
-¡Qué se cree ese bicho feo!
(Sale)
(Aparece en escena un gran árbol, del que vemos el tronco, que tiene un gran hueco en la base. Entra el patito, cabizbajo)
PATITO FEO.-
-¡Qué mala suerte tengo!
(Ve el tronco)
-¡Qué buena suerte tengo! A lo mejor aquí­ puedo pasar el invierno.
(Se mete dentro del hueco del árbol)
(Aparecen en escena plantas verdes, es primavera. Una mariposa revolotea, entra en el hueco del árbol, sale, revolotea y sale de escena)
(El Patito Feo asoma la cabeza y sale del árbol, ha crecido, se ha convertido en un hermoso cisne)
PATITO FEO.-
-¡Ya no hace frí­o, y puedo nadar!
(Da unos pasos y entra en el agua)
-¡Lo he conseguido, he pasado el invierno!
(Entra en escena otro cisne, nadando)
PATITO FEO.-
-¡No te enfades conmigo!
CISNE.-
-¿Pero por qué me voy a enfadar?
PATITO FEO.-
Porque soy feo.
CISNE.-
No eres feo. Mí­rate en el agua, eres muy bonito.
PATITO FEO.-
-¿Éste soy yo?
CISNE.-
Pues claro.
PATITO FEO.-
-¡Pero si somos iguales!
CISNE.-
Claro, porque tú eres un cisne, igual que yo.
PATITO FEO.-
-¡Soy un cisne!
(El cisne acaricia al patito con el pico)
CISNE.-
Tú has debido nacer del huevo que se nos perdió el año pasado.
PATITO FEO.-
-¡Soy un cisne!
(Le vuelve a acariciar con el pico)
CISNE.-
Ven conmigo a conocer a los otros cisnes.
PATITO FEO.-
-¿Y no se van a enfadar?
CISNE.-
Claro que no, porque tú eres…
AMBOS.-
-¡Un cisne!
(Salen de escena, se oye la voz del patito)
PATITO FEO.-
-¡Soy un cisne!

FIN


Otros textos breves y cuentos:


Más guiones, textos teatrales y cuentos: Guiones teatrales publicados


86 Respuestas a “Guiones para tí­teres: El patito feo”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El guión que hoy os presentamos es una adaptación del cuento de Andersen: El Patito Feo. Sentimos especial cariño por este personaje, una de las obras en repertorio de nuestra compañí­a, Marimba Marionetas, es este cuento……