Eduardo Di Mauro, Maestro Honorario

Compartir
Compartir en Facebook Twitear sobre esto Pin en Pinterest Compartir por email Compartir en LinkedIn

La Universidad Experimental de las Artes de Venezuela, UNEARTE, ha concedido el título de Maestro Honorario a Eduardo Di Mauro. La entrega de este título a don Eduardo Di Mauro es ante todo un reconocimiento al gran maestro, y ha sido acogida por la comunidad titiritera con gran satisfacción y orgullo.

Este nombramiento y merecido homenaje al nombrar a una de las figuras más queridas del movimiento titiritero de América Latina, “Maestro Titiritero”, hace que en nombre de todos sus alumnos, de todos aquellos que estuvieron y comparten con él, la labor incansable del Teatro Tempo y de compromiso con la profesión nos felicitemos. Zorianak / Felicidades, maestro. Usted se lo merece.

Eduardo Di Mauro quería ser médico como el autor ruso Antón Pavlovich Chéjov. Desde muy joven se sintió fascinado por los cuentos de este escritor. Pero la vida lo hará abrazar otra profesión y recorrer los caminos de América latina y el mundo de la mano de los títeres.

“Javier Villafañe fue un pionero del teatro de títeres, y era un excelente poeta”, rememora Di Mauro en diálogo con Digiblog, y trae a colación la admiración que le ocasionó cuando Federico García Lorca vino a la Argentina, “que hizo algunas cosas para títeres como El tablillo de Don Cristóbal, que es un magnífico trabajo para títeres, y todo esto se fue concatenando, y me puso en contacto con este mundo artístico”.

Cordobés de nacimiento, aunque la ciudad de Rosario lo cobijó durante muchos años, el maestro titiritero Eduardo Di Mauro debió exiliarse del país en la última dictadura militar. Fue Venezuela el país donde se radicó. “En la ciudad Guanare, capital del Estado Portuguesa, tenemos un Instituto Latinoamericano de Títeres, es una gran infraestructura que da alojamiento a unos 20 titiriteros. Tenemos un cartel inmenso que dice que Para el artista la cultura es un servicio, para el gobierno una obligación, y para el pueblo un derecho. Ese cartel está desde hace 30 años. Cuando vino el golpe militar era imposible que siga un tiempo más en Argentina, e hice allá lo que no pude hacer aquí.”
“Con mi hermano trabajamos mucho el teatro de títeres y nos impactó ver como disfrutan los niños, entonces trabajamos y estudiamos mucho eso. En el año 60 fuimos a un festival internacional muy grande de titiriteros en Bucarest, capital de Rumanía. Un festival que duraba un mes y medio. Había más de mil titiriteros de todos los países del mundo, y nosotros entendimos en ese momento que el teatro de títeres tenía un desarrollo y una potencialidad inmensa”, sostiene Di Mauro.

A su vez, el artista argumenta: “El niño frente al títere logra un desarrollo de la imaginación que es increíble, y de esto se tienen que dar cuenta los padres y los maestros. El problema de la concientización y de la sensibilidad lo da la cultura. Si no hay una cultura paralela a la educación la educación no sirve para nada. Porque la creatividad hace al desarrollo de un pueblo. Y a la conducta de un pueblo”.
“-¿Qué es el artista?” ”“se pregunta Eduardo Di Mauro, y se responde: “El artista es un servidor público. Si no es un servidor público no le sirve a nadie, es un pavo real frente al espejo. Piensan sólo en el éxito personal, y en el dinero que van a ganar”.

En el transcurso de la charla manifiesta su preocupación por la falta de planificación cultural. “A lo mejor hay muchos eventos culturales, pero los eventos pasan, y se van, no son cultura. La cultura tiene que ser gratuita, y además obligante y sistemática, como la educación. Mientras nosotros no entendamos este tema no vamos a ser competentes para resolver nuestros problemas”.
“En toda nuestra América latina todo lo que es cultura es eventual, y todo lo eventual no sirve para el desarrollo”, aseguró el maestro titiritero y fustigó a la televisión: “Hay que trabajar con el niño, porque el desarrollo cultural no es posible si el niño lo único que tiene es lo televisivo. Tenemos una televisión realmente terrorista, donde está presente el vandalismo de manera permanente. El niño ante la televisión es un espectador pasivo, y el despertar de la imaginación es fundamental porque es la base del ser humano. -¿Qué seríamos nosotros sin imaginación?, no seríamos más que animales”, concluyó.

3 Respuestas a “Eduardo Di Mauro, Maestro Honorario”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La Universidad Experimental de las Artes de Venezuela, UNEARTE, ha concedido el tí­tulo de Maestro Honorario a Eduardo Di Mauro. La entrega de este tí­tulo a don Eduardo Di Mauro es ante todo un reconocimiento al gran maestro……

  2. Azucena Arrasco Ruiz "Titeres AMIGOS"

    Bien merecido reconocimiento A UN GRAN MAESTRO TITIRITERO seria grato que eso hicieran todos los paises con nuestro viejos compañeros titiriteros que han dado su vida por este hermoso,humano,educativo…..arte de las MARIONETAS