Guiones para títeres: El Príncipe Burrisapo

Compartir
Compartir en Facebook Twitear sobre esto Pin en Pinterest Compartir por email Compartir en LinkedIn

Os presentamos el cuento “El Príncipe Burrisapo”, una sencilla historia de príncipes y brujas que nos habla de valores importantes: la valentía y la perseverancia, el tesón para conseguir lo que uno desea.
Recomendado para niños a partir de tres años.

El Príncipe Burrisapo
Autores: Isabel Tapiador y José Luis García

(Vemos al rey sentado en su trono, en el centro de la escena, tras unos segundos:)
REY.-
Esto de reinar es cansadísimo, no paro.
(Entra por un extremo la princesa, es una jovenzuela con mucha energía)
PRINCESA.-
-¡Papi, papi! -¿Tú eres el rey?
REY.-
Pues claro hija, -¿no ves que no paro de reinar?
PRINCESA.-
(Le mira)
-¡Vale!
(Sale)
REY.-
(En su trono)
Es increíble, no paro en todo el día.
(Entra la princesa)
PRINCESA.-
-¡Papi, papi! Si tú eres el rey y yo soy tu hija…
REY.-
-¿Siiií?
PRINCESA.-
-¡Entonces yo soy una princesa!
REY.-
Pues claro hija, -¿no ves qué coronita tan graciosa llevas?
PRINCESA.-
-¡Vale!
(Sale)
REY.-
(En su trono)
Lo mismo hago una pausa real para mover un poco las piernas.
(Justo cuando va a levantarse entra la princesa)
PRINCESA.-
-¡Papi, papi! Estoy leyendo todos, todos los cuentos de hadas y en todos, todos los cuentos la princesa tiene un príncipe.
REY.-
Como debe ser, hijita.
PRINCESA.-
-¿Y mi príncipe dónde está?
REY.-
-¿Has mirado debajo de la cama?
PRINCESA.-
-¡Ahí no hay nada, papá!
REY.-
Entonces tienes que esperarle, ya vendrá.
PRINCESA.-
-¡Pero si ya he esperado mucho! Bueno, espero cinco minutos más y si no aparece me voy a buscarlo.
REY.-
-¡Pero hijita!
PRINCESA.-
Uno, dos, tres, cuatro…-¡y cinco! -¡Me voy a por mi príncipe!
(Sale rapidilla)



REY.-
-¿De dónde sacará tanta energía? Bueno, tendré que ayudarla, voy a mirar por este otro lado…
(Mientras dice esto se va levantando y sale lentamente, el trono desaparece hacia abajo).
(Entra en escena un sapo que salta y croa, se para, oímos la voz de la princesa).
PRINCESA.-
Seguro que encontraré a mi príncipe, total, sólo quiero que sea alto, guapo, valiente, listo, cariñoso y simpático.
(Entra en escena)
-¡Qué suerte, un sapo!
SAPO.-
-¿Croac?
PRINCESA.-
Seguro que es mi príncipe, lo dice en todos los cuentos. -¡Ven aquí que te voy a besar!
(El sapo salta y croa esquivándola, ella, sorprendida, lo persigue hasta que consigue darle un gran besote).
PRINCESA.-
-¡Mua! -¡Te besé!
(El sapo empieza a sacudirse y a hacer ruidos raros hasta que al final se convierte en burro, la princesa se cae del susto)
PRINCESA.-
-¿Pero qué ha pasado?
(Se acerca al burro).
Eres un burro muy guapo, seguro que eres mi príncipe. Te daré otro beso más fuerte.
(El burro rebuzna, le da un beso que casi lo aplasta) (El burro se vuelve a convertir en sapo).
PRINCESA.-
-¡Esto no es serio, los cuentos no son así!
SAPO.-
Croac, la bruja me ha encantado, croac, requete encantado.
Un conjuro debes decir antes de besarme a mí, croac.
(Desaparece)
PRINCESA.-
Bruja tramposa, las cosas no se hacen así. -¿Sapito, dónde has ido?
(Entra la bruja)
BRUJA.-
-¡Ji, ji, ji, ji! -¿Y lo que yo me estoy riendo qué?
PRINCESA.-
-¡Bruja tramposa y apestosa, dime el conjuro para mi príncipe!
BRUJA.-
-¿Será descarada? -¿Y qué me darás a cambio, niña?
PRINCESA.-
Sólo te puedo dar mi coronita, es de oro y diamantes.
BRUJA.-
Estupendo la echaré a mi caldero de pociones mágicas, tendré encantamientos principescos y conjuros dorados. -¡Dámela, dámela!
(La princesa se agacha y la bruja le coge la coronita de la cabeza, de una patada la saca de escena)
BRUJA.-
-¡Al puchero, ji, ji, ji, ji!
PRINCESA.-
Dime ya mi conjuro.
BRUJA.-
-¡Qué impaciente!, atenta: “Te beso en la nariz, y junto a ti viviré feliz”. -¡Ji, ji, ji, ji! Qué graciosa soy.
(Sale de escena riéndose)
PRINCESA.-
Te beso en la nariz y junto a ti viviré feliz. -¡Ya me lo sé!
(Entra el sapo)
SAPO.-
-¡Croac, croac, croac!
PRINCESA.-
-¡Sapito, estás aquí! -¿Preparado?
SAPO.-
-¡Croac, croac!
PRINCESA.-
-¡Te beso en la nariz y junto a ti viviré feliz! -¡-¡Mmmmmua!!
(Del impulso del beso salen los dos disparados fuera de escena)
PRÍNCIPE.-
(Levantándose)
-¡Qué porrazo, qué porrazo!
PRINCESA.-
-¡Mi príncipe!
PRÍNCIPE.-
-¡Mi princesa!
(Se abrazan)
(Bailan y cantan un soniquete)
AMBOS.-
El príncipe y la princesa
-¿conmigo te quieres casar?
el príncipe y la princesa
no lo sé, primero vamos a jugar
el príncipe y la princesa
-¡mua, mua y requetemuá!
(Salen contentos, de la mano, mientras repiten su canto).
(Entra el rey, avanza lentamente)
REY.-
Debo de estar llegando a alguna parte.
(En el centro aparece el trono)
Ya lo decía yo.
(Se sienta en su trono)
Esto de reinar es infinito. Hasta el próximo cuento… Y es que no para en todo el día…
(Se queda dormido. Ronca).
(Rey y trono desaparecen lentamente hacia abajo).

FIN


Otros textos breves y cuentos:


104 Respuestas a “Guiones para títeres: El Príncipe Burrisapo”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Os presentamos el cuento “El Prí­ncipe Burrisapo”, una sencilla historia de prí­ncipes y brujas que nos habla de valores importantes: la valentí­a y la perseverancia, el tesón para conseguir lo que uno desea. Recomendado……