Quien no te conozca, que te compre


El guión que presentamos hoy está inspirado en un cuento de Juan Valera (1824/1905) que fue un escritor, diplomático y polí­tico español.
La historia tiene cinco personajes, de los cuales, uno de ellos es un burro. Está recomendado para niños y niñas a partir de los 7 años y los valores que resalta son la sencillez, la bondad, el optimismo y la sabidurí­a popular.

Quien no te conozca, que te compre
Autor de esta adaptación: José Luis Garcí­a

(Escena de campo. No vemos a ningún personaje, pero escuchamos unas risas. Entran dos jóvenes -Pedro e Ismael-, vienen riendo).
ISMAEL.-
Te digo que es una idea estupenda.
PEDRO.-
Ya, pero no creo que sea tan tonto como para creérselo.
ISMAEL.-
-¿Por qué crees que le llaman Cándido si en realidad se llama Andrés?
PEDRO.-
-¿Por que es muy cándido?
ISMAEL.-
Es tan ingenuo que se cree cualquier cosa que le digan. -¡Vamos!
(Salen ambos personajes, que siguen con sus risas hasta que entra Cándido).
(Entra pues Cándido, tras él viene un burro, al que Cándido lleva cogido del cabestrillo).
CÁNDIDO.-
(Hablando consigo mismo, aunque también pudiera ser que le habla a su burro).
(Mientras Cándido habla y se entretiene mirando el paisaje. Pedro e Ismael entran, por detrás de Cándido y sin ser vistos por éste, sueltan al burro, y Pedro queda caminando detrás de Cándido con el cabestro cogido de la mano).
Es una tarde estupenda para dar un paseo.
(Pausa).
Es mucho más entretenido estar por aquí­, que paseando todo el dí­a por la plaza del pueblo.
(Pausa).
PEDRO.-
(Una vez que han salido Ismael y el burro).
-¡Pobre de mí­!
(Cándido da primero un respingo y luego mira hacia donde tendrí­a que estar su burro y encuentra a Pedro).
CÁNDIDO.-
-¡Por todos los Santos!
PEDRO.-
Buenas tardes, tí­o Cándido.
CÁNDIDO.-
-¿Y mi asno?
PEDRO.-
Soy yo, tí­o Cándido, convertido otra vez en hombre.
CÁNDIDO.-
-¿Cómo ha podido ser?
PEDRO.-
Si es usted tan amable de escucharme, se lo explicaré en pocas palabras.
CÁNDIDO.-
Para ser asno, ya has dicho muchas. Habla, habla.
PEDRO.-
Yo era un estudiante tan malo y tan vago que un dí­a mi padre, cansado de verme gandulear todo el dí­a, me dijo: -¡eres un asno y deberí­as convertirte en asno! Y no bien terminó de decir estas palabras, en asno quedé convertido. Y como tal me compró usted, tí­o Cándido.
CÁNDIDO.-
Nunca escuché nada igual.
PEDRO.-
Seguramente mi padre se ha arrepentido de sus palabras y por eso he vuelto a ser quien era.
CÁNDIDO.-
-¡La cara que van a poner todos en el pueblo cuando te vean!
PEDRO.-
Abusando de su bondad, tí­o Cándido, quiero pedirle que me devuelva mi libertad. Me gustarí­a volver con mi familia. Los hecho mucho de menos. Y aunque usted ha sido muy bueno conmigo, pero me gustarí­a volver con los mismos.
CÁNDIDO.-
Claro, te entiendo. Pero te echaré de menos. Has sido siempre un buen asno.
PEDRO.-
Como usted conmigo, tí­o Cándido.
CÁNDIDO.-
-¿Yo he sido un buen asno para ti?
PEDRO.-
Quiero decir, que usted me ha tratado siempre con bondad, como de igual a igual.
CÁNDIDO.-
De acuerdo, te devuelvo tu libertad; vuelve con tu familia.
PEDRO.-
Gracias, tí­o Cándido, gracias. Cualquier asno vivirí­a feliz a su lado.
(Y dándole dos besos a Cándido, sale Pedro muy contento).
CÁNDIDO.-
-¡Mi asno era un estudiante muy burro!
(Entra en escena Remigio, que lleva cogido a un burro. Es el mismo asno que llevaba Cándido al comienzo).
REMIGIO.-
-¡Ciudadano, deténgase usted! Le vendo a usted este burro, que es una maravilla.
CÁNDIDO.-
(Viendo y reconociendo a su burro).
-¡Otra vez!
REMIGIO.-
Ah, perdón… -¡Ciudadano, deténgase usted! Le vendo a usted este burro, que es una maravilla.
CÁNDIDO.-
(Al público).
Sin duda, el mal estudiante ha vuelto a sus andadas y el padre lo ha maldecido de nuevo.
REMIGIO.-
-¿Qué le parece?
CÁNDIDO.-
Burro, muy burro para estudiar.
REMIGIO.-
-¿Qué dice, ciudadano?
(Y Cándido, sin hacerle caso a Remigio se acerca hasta el burro).
CÁNDIDO.-
(Dicho al asno).
Quien no te conozca, que te compre.
(Sale Cándido).
REMIGIO.-
La ciudadaní­a está cada vez más confusa. Éste busca un burro para hacerle estudiar. Así­ anda el paí­s. Así­ anda… -¡Vamos burro, a ver si encontramos a un comprador menos asno!
(Sale Remigio con el burro).

Fin




Otros textos breves y cuentos:


100 Respuestas a “Quien no te conozca, que te compre”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El guión que presentamos hoy está inspirado en un cuento de Juan Valera (1824/1905) que fue un escritor, diplomático y polí­tico español. La historia tiene cinco personajes, de los cuales, uno de ellos es un burro. Está ……