Guiones para tí­teres: El lobo aúlla


Este guión está inspirado en un cuento del escritor asturiano, nacido en 1920, Manuel Pilares. Es adecuado para niños a partir de los 5 años. Tiene cuatro personajes: Tevo y Kosé -que son dos hermanos-, Vecino y Vecino 2.
El valor que resalta, fundamentalmente, es la solidaridad.

El lobo aúlla
Autor de esta adaptación: José Luis Garcí­a

(En la escena vemos dos casas, una con aspecto muy pobre en un extremo del escenario, y otra con aspecto rico en el otro extremo del escenario).
(Suena el sonido del viento).
(Desde la Casa Pobre entran en escena Tevo y Kosé, ellos también tienen aspecto pobre, como su casa; ambos tienen aspecto rudo, podrí­an ser leñadores y son hermanos).
TEVO.-
Kosé, tengo hambre.
KOSÉ.-
Cómete una piedra. No tenemos comida y no tenemos dinero.
TEVO.-
Los vecinos nos darán comida.
KOSÉ.-
Los vecinos sólo te dirán que eres tonto.
TEVO.-
No soy tonto, sólo un poco bruto. Les pediré comida.
KOSÉ.-
Haz lo que quieras. Yo vuelvo a casa a ver si encuentro un ratón para comer.
TEVO.-
Tu también eres bruto.
KOSÉ.-
Bueno, pero no le hago daño a nadie.
(Kosé entra en la Casa Pobre).
(Tevo se acerca a la Casa Rica).
TEVO.-
-¡Vecino!
(Pasa un rato y no pasa nada).
TEVO.-
(Llamando con más volumen).
-¡Vecino!
(Pasa otro rato y sigue sin pasar nada).
TEVO.-
(Con una voz atronadora).
-¡Vecino!
(La Casa Rica se mueve, como sacudida por un terremoto).
(Vecino entra en escena desde la Casa Rica).
VECINO.-
Pero, por; pero, por; -¿se puede saber qué pasa?, -¿un terremoto o qué?
TEVO.-
(Como si nada).
Hola, vecino.
VECINO.-
Pero, por; pero, por; -¿qué pasa?
TEVO.-
Tengo hambre.
VECINO.-
Pues cómete un plato de sopa.
TEVO.-
No tenemos dinero y tampoco comida.
VECINO.-
Trabaja y tendrás dinero.
TEVO.-
No consigo trabajo y mi hermano tampoco.
VECINO.-
Pues haber estudiado… Si pudiera te darí­a algo de comida, pero la situación está muy mala para todos. Lo siento.
(Y sin decir ni media palabra más, sale de escena y entra en la Casa Rica).
(Tevo se acerca a la Casa Pobre).
TEVO.-
-¡Kosé!
(Pasa un rato y no pasa nada).
TEVO.-
(Llamando con más volumen).
-¡Kosé!
(Pasa otro rato y sigue sin pasar nada).
TEVO.-
(Con una voz atronadora).
-¡Kosé!
(La Casa Pobre se mueve, como sacudida por un terremoto).
(Kosé entra en escena desde la Casa Pobre).
KOSÉ.-
-¿Estabas aquí­?, no te habí­a oí­do llegar; estaba entretenido chupando una piedra.
TEVO.-
-¿Un piedrolo?
KOSÉ-
Tienen minerales.
TEVO.-
-¿Un piedrolo?
KOSÉ.-
-¿Te dio comida el vecino?
TEVO.-
No, me dijo que trabajase.
KOSÉ.-
No hay trabajo.
TEVO.-
Ya…
(Un momento de silencio y se escucha el aullido de un lobo).
TEVO.-
Aquí­ hace frí­o.
KOSÉ.-
Sí­, hace frí­o aquí­ afuera.
(Otro momento de silencio y se vuelve a escuchar el aullido de un lobo).
TEVO.-
Los lobos comen y no trabajan.
KOSÉ.-
No trabajan y comen.
TEVO.-
Eso es. Y cuando los lobos no tienen comida se ponen a aullar.
KOSÉ.-
Sí­. Los lobos no trabajan. No piden a los vecinos. Los lobos aúllan cuando no tienen comida.
TEVO.-
Sí­. Cuando no tienen comida los lobos aúllan así­: -¡Auuu!
KOSÉ.-
(Más alto que su hermano).
Así­: -¡Auuu!
TEVO.-
(Aún más alto).
-¡Auuu!
(Y así­ los dos hermanos siguen aullando sin decir nada más, intentando en cada aullido superar el de su hermano. En un momento determinado, ambas casas se tambalean con el sonido de los aullidos. Tevo y Kosé, impasibles, siguen aullando).



(Vecino entra en escena desde la Casa Rica).
VECINO.-
(Mientras se acerca a los dos hermanos, que siguen aullando).
Pero, por; pero, por; -¿se puede saber qué pasa?, -¿un terremoto o qué?
TEVO.-
(Como si nada).
Hola, vecino.
(Siguen aullando).
VECINO.-
Pero, por; pero, por; -¿qué pasa?
TEVO.-
Los lobos cuando no tienen comida, se ponen a aullar.
KOSÉ.-
Sí­. Los lobos aúllan cuando no tienen comida.
(Siguen aullando).
VECINO.-
Así­ no hay quien duerma.
(Siguen aullando).
(Desde el centro del escenario entra Vecino 2).
VECINO 2.-
-¿Qué pasa?, no puedo dormir con este escándalo.
VECINO.-
Tienen hambre y dicen que los lobos aúllan cuando no tienen comida.
VECINO 2.-
(A los hermanos).
Pero vosotros no sois lobos.
KOSÉ.-
Pero tenemos un hambre de lobos.
(Siguen los aullidos).
VECINO 2.-
Así­ no hay quien duerma.
(Salen los dos Vecinos y los dos hermanos insisten en imitar a los lobos).
(Al cabo de un rato entran los dos Vecinos, traen patatas, zanahorias y otros alimentos; cada uno de ellos lleva una cesta llena).
VECINO 2.-
Aquí­ tenéis comida.
VECINO.-
Pero callaros de una vez.
(Los dos hermanos detienen sus aullidos).
KOSÉ.-
-¡Comida!
TEVO.-
Yo preparo el perolo.
VECINO.-
En silencio, por favor.
(Salen los dos Vecinos).
KOSÉ.-
Tevo.
TEVO.-
-¿Qué?
KOSÉ.-
Los lobos no son tontos.
TEVO.-
Sí­. Los lobos no son tontos.
(Y ambos hermanos entran en la Casa Pobre con las dos cestas de comida).

Fin


Otros textos breves y cuentos:

117 Respuestas a “Guiones para tí­teres: El lobo aúlla”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Este guión está inspirado en un cuento del escritor asturiano, nacido en 1920, Manuel Pilares. Es adecuado para niños a partir de los 5 años. Tiene cuatro personajes: Tevo y Kosé -que son dos hermanos-, Vecino y Vecino 2……

  2. flor velasquez

    hola quisisera saber si tienes algun guion de obra para que se trabaje con titeres unos niños de 10 a 12 años publico en general el tema es violencia familiar y como combatirla. muchas gracias

    • Hola Angel. Como en toda obra de teatro, el aspecto de los personajes depende de cómo vas a hacer la puesta en escena. Un mismo guión puede realizarse como si la acción se llevara a cabo en el futuro, o en el siglo XVIII; los personajes pueden ser realistas, pueden ser fantásticos, animales u objetos.
      En definitiva, los personajes son como tu quieras que sean.
      Saludos