El Big Bang y el Drago mágico

Compartir
Compartir en Facebook Twitear sobre esto Pin en Pinterest Compartir por email Compartir en LinkedIn

Vuelvo a las fotos.
Una cuestión que me ha llamado la atención en ellas es la atención y concentración que muestran los niños y niñas espectadores ante lo que sucede con los títeres. Y llama la atención porque la actuación se realizó al aire libre y no es fácil que niños y niñas olviden los mil estímulos que los rodean y se encuentre inmersos en lo que les cuentan los títeres y marionetas.

Hay grupos que consiguen atraer nuestra atención gracias a sus alardes de luminotecnica, a sus escenografías ingeniosas que enganchan nuestra curiosidad; pero otras compañías, como Cuentos con Encanto, han sabido profundizar en la esencia de la dramaturgia del títere y, desde la sencillez de su propuesta, conectarnos con la tradición del arte de los muñecos, que sobrevive y crece en un mundo que se asoma a nuestra ventana a golpe de click, en una cultura en la que muchos abrazan la complejidad como baluarte de la calidad.

Cada día me maravillo más en mi personal viaje por el Universo de los títeres y cada vez más coincido con Shakespeare cuando dijo aquello de que “Estamos hechos de la misma sustancia que los sueños”.

Llevo tantos años de viaje a lo largo de este Universo dramático y plástico, he oído tantas opiniones, he escuchado a tantos maestros, profetas y necios, que al final siempre miro al público y ellos me dicen si estoy cerca de aquel Big Bang que originó el primer espectáculo de títeres o sólo estoy viendo, como Platón, un espectáculo que refleja el reflejo reflejado de una función de teatro. Con Cuentos con Encanto y su Drago mágico sentí que estuve muy cerca del origen de nuestro arte.

Estas palabras me devuelven a la carretera, a seguir buscando y mostrando. Una carretera que hoy me ha acercado a Titerenet y que ahora me vuelve a llevar lejos… Hasta otra ocasión.

Una Respuesta a “El Big Bang y el Drago mágico”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Vuelvo a las fotos. Una cuestión que me ha llamado la atención en ellas es la atención y concentración que muestran los niños y niñas espectadores ante lo que sucede con los tí­teres. Y llama la atención porque la actu……