Pep Gómez, Titiritero y Maestro en Cocotologí­a


Pep Gómez en plena actuación
Pep Gómez. Foto Pere Virgil.
Pep Gómez. Foto Pere Virgil.

Pep Gómez, gato viejo con más de 30 años de profesión a sus espaldas, se ha ganado con el tiempo merecida fama de experto titiritero así­ como de sabio cocotólogo. Lo primero requiere años, constancia, arte y diligencia. Lo segundo ya es francamente más difí­cil. Nos estamos refiriendo a esta arte del papel llamada comúnmente Papiroflexia y Origami en japonés, y que recibe también el curioso nombre de Cocotologí­a. Denominación que Miguel de Unamuno popularizó en España con su célebre aunque poco conocido tratado “Apuntes para un tratado de cocotologí­a” .

Palabra que viene del francés cocotte -gallina, ave, pajarita-, en lenguaje infantil y coloquial, pero que también significa señorita de vida alegre. Todo eso me lo contaba con profusión de detalles y gran conocimiento de causa el mismo Pep Gómez, charlando sobre su afición por el papel.

– Como todo en esta vida, mi afición por la papiroflexia vino por casualidad. Durante mi estancia en Mallorca entre los años 70 y 80, solí­amos quedar con los amigos en el bar Bosch y adquirimos la costumbre de construir figuritas de papel mientras esperábamos. Recuerdo que una vez, entusiasmado por los logros, les dije: “en verdad en verdad os digo, que en el futuro viviré de hacer figuritas de papel”. Acerté. Aunque también es cierto que ya de niño, cuando pasaba horas en el bar La Pilarica con los viejos que jugaban a las cartas y al dominó, ya empecé a practicar con el papel. O sea que la cosa viene de lejos”¦

La cuestión es que cuando en Barcelona estudió del 80 al 82 en el Instituto del Teatro con Carbonell y Vallvé, ya tení­a la cocotologí­a bien incrustada en el cerebro. Allí­ conoció a Xavier Lafita y se integró en la compañí­a Teatre de Sac. En el año 86, presentaron un espectáculo llamado Papiroflexia Dinámica acompañados por el saxofonista Pep Pascual.

Decidió de inmediato hacerse socio de la Asociación de Papiroflexia y empezar a estudiar los tratados clásicos del género: Eric Kenneway con su “Complete Origami” y el maestro de los maestros, el japonés Akira Yoshizawa.

Pep Gómez en plena actuación
Pep Gómez en plena actuación

– Es éste un mundo extraordinario repleto de extravagancias y de personajes increí­bles. Los especialistas y entendidos construyen auténticas maravillas. Piensa que Akira Yoshizawa se hací­a su propio papel para poderlo doblar y manejar a voluntad, y lo trabajaba como un escultor. Verlo construir sus figuras era impresionante, cómo doblaba, mojaba y soplaba para secar el papel, que iba adquiriendo formas y volúmenes impensables. Murió en 2005, pero sigue siendo el gran maestro que convirtió el Origami en un verdadero arte. En la exposición de Sevilla del 92 sus esculturas de papel sobre los trabajos del campo fueron la gran atracción del pabellón japonés. También hay personajes intrigantes como el español Manuel Sirgo, especialista en insectos de papel, el americano John Montroll que ha desarrollado un peculiar origami desde el ordenador, o la misma asociación papirofléxica del Café de Levante de Zaragoza, fundado en 1895, reconocido centro anarquista antes de la guerra y que todaví­a hoy está en activo. Con el reloj invariablemente parado y sin tragaperras, los lunes están dedicados a la papiroflexia. Un mundo que he conocido de cerca, pero al que he tratado siempre con distancia y desde el teatro, es decir, como un lenguaje teatral más.

Recuerdo la exposición que hizo en el 92 de cuadros papirofléxicos en el Teatro Malic, dónde trabajó el papel a la vez con criterios estéticos y origámicos. Tí­tulos como Una tragedia americana o El arte de fumar en pipa, ilustran su deseo de ir más allá del simple artificio de la figurita de papel.

El siguiente espectáculo fue Flí¨ctics. Lo representaban Lafita y Pep. Posteriormente, tras la trágica muerte de Xavier Lafita en un accidente de moto, Pep reestructuró la compañí­a con Santi Arnal y Pepe Otal, como técnico. También en el 94 crea con Pepe Otal y Santi Arnal el espectáculo Pirata Barbanegra, una buena excusa para disfrazarse los tres de piratas y reproducir a un tamaño mayor un clásico teatrí­n de papel de la conocida casa inglesa Pollock, con los figurines y los mismos textos incorporados, aunque pasados por el filtro irónico de sus piratescas barbas”¦ Flí¨ctics triunfó en el Festival de Tolosa y fue solicitado por todo el mundo, y Gómez decide tomarse un respiro. En 1995 se retira del teatro para dedicarse durante varios años a la encuadernación. Pero cuando se lleva el teatro en la sangre, siempre se vuelve. Lo hace en compañí­a de Pepe Otal, con quién sintoniza profundamente.

Pep Gómez, Maestro Cocotólogo
Pep Gómez, Maestro Cocotólogo

– En La Divina Comedia seguimos tratando el tema del papel desde perspectivas diferentes. Al morir Pepe Otal en 2007, abandoné la obra y con Mina Ledergerber creamos Cabaret de Papel. Inspirado, entre otros, en los dibujos y los divertidí­simos poemas y ripios de Apel.les Mestres publicados en la revista satí­rica “La Campana de Grí cia” en 1906, retomo en él varios de mis temas papirofléxicos preferidos. De alguna manera en esta obra está implí­cita la Divina Comedia, como un trasfondo que la cruza de principio a fin.

En el Rinconcillo de Cristobica presentará esta última obra el sábado 17 de abril a las 20h. Pero además oficiará de “animador cocotólogo” en las colas durante el Festival, mientras el público espera para el siguiente espectáculo. Les aconsejo que no se lo pierdan. Bajo esta apariencia de humildad, encontrarán a uno de los titiriteros más interesantes y curiosos del paí­s, insaciable investigador siempre abierto a lo nuevo y a lo extravagante. En Valderrubio, Granada, del 16 al 25 de abril.

2 Respuestas a “Pep Gómez, Titiritero y Maestro en Cocotologí­a”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Pep Gómez. Foto Pere Virgil. Pep Gómez, gato viejo con más de 30 años de profesión a sus espaldas, se ha ganado con el tiempo merecida fama de experto titiritero así­ como de sabio cocotólogo. Lo primero requiere años,……