Presentación en Titirijai 09: dos libros y Fantoche

Compartir
Compartir en Facebook Twitear sobre esto Pin en Pinterest Compartir por email Compartir en LinkedIn
Portada de "Un tesoro en nuestras manos": los títeres, de Enkarni Genua
Portada de “Un tesoro en nuestras manos”: los títeres, de Enkarni Genua

Se trata del acto que tuvo lugar el lunes 30 de noviembre en la Sala de Talleres del TOPIC, dónde se presentaron tres novedades editoriales: el libro de Enkarni Genua “Un tesoro en nuestras manos: Los Títeres”, edición del mismo TOPIC y de la editorial Erein; “Malic, la Aventura de los Títeres”, de quién firma estas líneas, editado por Arola Editors; y el número 3 de Fantoche, la revista de Unima Federación España.

Un tesoro en nuestras manos: Los Títeres. De Enkarni Genua.

Es importante detenerse aquí en el libro de Enkarni, un trabajo de gran calado y que constituye, según palabras de Manolo Gómez, su compañero, el legado de la autora a la posteridad. Es decir, un libro que recoge la experiencia de toda una vida, pues en él se pone sobre papel los secretos del oficio aprendidos en el día a día de toda una carrera de titiritera. Lejos del formato de manual, Enkarni ha organizado su texto según capítulos que se ordenan al compás de las edades de los niños, bella metáfora del crecimiento de la misma autora a través de los años en su conocimiento del arte de los títeres. Un arte que Enkarni y Manolo han desarrollado siempre en íntimo contacto con los niños y con el público en general, sean chicos o adultos, en teatros o en escuelas.

Creo que una de las principales virtudes de este libro es la honradez, la verdad y la belleza de las ideas esgrimidas. Ya desde la primera página, la autora nos habla de sus objetivos con claridad indicando a qué lectores se dirige: los niños, la escuela, los maestros y los padres. Pero lo importante para Enkarni no es la Pedagogía (siempre valorada pero sin someterse a ella) sino la Creatividad: despertar la gran potencialidad creativa que existe en los niños (y en los maestros”¦) para que la educación no sea el árido y estéril camino en que a veces puede llegar a convertirse. Algo nuevo, pues la incorporación de los títeres en las escuelas, como ella misma nos recuerda, es un asunto reciente, por el que se ha tenido que luchar aduamente. Es en este campo de batalla dónde han tenido lugar las luchas del grupo Txotxonguillo y sus dos adelides, al ser los pioneros en Euskadi y seguramente en gran parte de España de una dedicación esmerada, entregada e infatigable al servicio de unos ideales que los años poco a poco han ido realizando.

El texto constituye, de alguna manera, una crónica de esta lucha, que surge desplegada en los distintos capítulos con la intención de poner al alcance del lector un tesoro: el de los títeres. Un tesoro con el que un día tropezó la autora y del que quiere hacer partícipes a los lectores. Y para que ello ocurra, Enkarni se arma de paciencia y nos cuenta lo que funciona y lo que no, cómo hay que jugar y crear con los niños de una edad y de otra, con ejemplos prácticos, con anécdotas y con un sinfín de indicaciones que constituyen el verdadero tesoro de este libro. Se trata de un inspirado acto de amor al género y a su público, un alarde de generosidad que es puro reflejo de la que ha mostrado toda su vida junto a Manolo en sus labores titiriteras.

Acaba el libro con una serie de propuestas de construcción de títeres, elaboradas a partir de “regalos” efectuados por varios titiriteros españoles a la autora, quién pidió a unos cuantos amigos y elegidos su participación en el proyecto. Páginas finales puestas a todo color con preciosos dibujos de Karmele Cruz, autora de todas las ilustraciones del libro. Todo un lujo fruto de la exquisita madurez de Enkarni, Manolo y sus txotxonguillos.

Malic, la Aventura de los Títeres.

Portada de "Malic, la Aventura de los Títeres", de Toni Rumbau.
Portada de “Malic, la Aventura de los Títeres”, de Toni Rumbau.

Se presentó igualmente la versión castellana de esta obra que ya se había publicado en catalán en 2007. Para más información sobre la misma, remito al lector a la entrevista efectuada por José Bolorino en Titerenet, dónde el autor se extiende en detalles y consideraciones sobre el libro.

Fantoche, la revista de Unima Federación España.

Portada del n-º 4 de Fantoche, la revista de Unima España
Portada del n-º 4 de Fantoche, la revista de Unima España

La tercera presentación fue a cargo de los responsables de Fantoche, revista de Unima. Una aparición esperada con ansias, sobretodo después de la buena acogida recibida por sus tres primeros números.

Constituye, en efecto, todo un éxito que un equipo formado por responsables de Unima haya conseguido levantar y mantener un proyecto como Fantoche, provisto de una calidad innegable tanto en el diseño como en los contenidos. Los artífices de esta proeza son el director Miguel Delgado y el Coordinador de Contenidos, Joaquín Hernández, así como todo el Comité de Redacción que participa en el empeño más el diseñador gráfico, Jesús Caballero.Tal como explicó Joaquín en la Sala de Talleres del TOPIC, la intención es hacer una revista que dure en el tiempo, libre pues de contenidos con fecha de caducidad. Algo que realmente han conseguido en todos sus números. En esta cuarta edición, cabe destacar la entrevista realizada por Sise Fabra a Matilde del Amo; un largo y magníficamente ilustrado estudio de Francisco J. Cornejo sobre “El Títere como metáfora”; un documentado artículo de Freddy Artiles sobre los títeres en Cuba; un trabajo sobre Tadeusz Kantor de Luís Fernando de Julián; la obra “Pisos pues” del premiado autor y titiritero Santiago Ortega; un interesante texto de Ismael que presenta su colección de “Títeres con cabeza”; en la sección de cuadernos técnicos un artículo sobre “la mecánica aplicada a la animación” de Diego Damián Gilardi; una crónica de viaje firmada por Luis Vigil, de la compañía Kamante Teatro, titulada “D.F., las Ciudades Imaginarias”; y un reportaje sobre el TOPIC de Tolosa a cargo del ya citado Santiago Ortega.

La mención de los títulos y de los autores indica perfectamente el interés y la extraordinaria dimensión de este nuevo Fantoche, sobre el que intentaremos volver en otra ocasión para comentar con más detalle y conocimiento de causa sus ricos contenidos.