5 conceptos básicos sobre el teatro de marionetas


Marionetas
Fotografí­a de doobybrain

-¿De dónde vienen los tí­teres? -¿Qué tipos de marionetas existen? -¿Cómo es la profesión de titiritero? -¿Qué influencia tiene el teatro de tí­teres en otras artes?.

5 conceptos sobre la historia, la práctica y el conocimiento del teatro de tí­teres útiles para padres, educadores, público y titiriteros presentes y futuros interesados en este arte.

  1. Historia
    Los orí­genes del teatro de tí­teres se remontan probablemente 30.000 años en la historia (Puppetry and Puppets/Eileen Blumenthal/Thames & Hudson/2005/ISBN-13 978-0-500-51226-5).
    Las marionetas han sido utilizadas desde tiempos prehistóricos para transmitir ideas y conocimientos en las sociedades humanas.
    Algunos historiadores afirman que el teatro de tí­teres precede al teatro de actores.
    Existen evidencias de figuras de madera articuladas movidas por hilos halladas en tumbas egipcias y datadas en el año 2000 A.C.
  2. Actualidad
    Desde principios del siglo XIX el arte de las marionetas despertó un vivo interés entre artistas de las Bellas Artes, como Heinrich von Kleist, Sergei Obraztsov, Edward Gordon Craig, Lorca, Picasso, Paul Klee o Leger, entre muchos otros.
    En la actualidad las marionetas son protagonistas en el cine, la televisión o la publicidad, además de en salas de teatro, escuelas, calles y plazas. Existen multitud de festivales dedicados al teatro de tí­teres en todo el mundo.
  3. Tipos de tí­teres
    Existen numerosas técnicas para manipular y construir marionetas. Los tipos de tí­tere más habituales son:

    Más tipos de tí­teres

  4. Profesión
    El teatro de tí­teres, al igual que otras artes, es también una profesión.
    A los que ejercen esta profesión se les llama titiriteros, o de forma menos común en España y América latina, marionetistas.
    Los titiriteros pueden trabajar como solistas o en grupos (compañí­as de tí­teres).
    Algunos titiriteros ejercen su profesión mediante asociaciones y entidades sin ánimo de lucro, y otros de forma profesional, como trabajadores autónomos (en España) o con otras formas jurí­dicas empresariales entre las que la S.L. y la cooperativa son las más comunes. De forma habitual los titiriteros en España están sujetos al régimen de artistas de la Seguridad Social.
  5. Formación
    En diversos lugares del mundo existen escuelas y programas formativos para titiriteros (Francia, Alemania, Japón…) y varias universidades en todo el globo ofrecen distintos cursos relacionados con la formación como marionetistas. En la actualidad, en España, la oferta formativa se limita a cursos, talleres y seminarios desarrollados por organizaciones como la UNIMA y por iniciativa privada de titiriteros profesionales, además de las materias relacionadas con los tí­teres que pueden tocarse en algunas especialidades de Bellas Artes. Los titiriteros ibero-americanos suelen ser autodidactas, aunque a menudo tienen una formación actoral o artesanal.

Si quieres apuntar o corregir algún dato, puedes utilizar los comentarios, más abajo.

20 Respuestas a “5 conceptos básicos sobre el teatro de marionetas”

  1. Un pequeño apunte procedente del libro “Tí­teres: historia, teorí­a y tradición” de Freddy Artiles.

    “Durante mucho tiempo se ha dado por sentado que el nacimiento de los tí­teres está ligado a ceremonias religiosas. Igual sucede con el teatro de actores, cuyo origen se vincula a rituales paganos del Egipto y la Grecia antiguos, aunque se consideran como sus antecedentes más remotos los ritos del hombre primitivo relacionados con la caza” (P.18 del citado libro).

    “Se sabe que el hombre de las cavernas celebraba ritos en el interior de su cueva para darse valor y recabar la ayuda de los poderes mágicos a fin de tener éxito en la caza. El hombre escondí­a su rostro con pinturas o tras una máscara, cubrí­a su cuerpo con una piel, danzaba alrededor del fuego y sostení­a en su mano algún atributo u objeto ritual, sin olvidar que su sombra se habrá proyectado en movimientos sobre las paredes de la cueva. Al ejecutar su danza, quizás emitiendo sonidos guturales, este primitivo cazador realizaba una representación que se considera hoy dí­a como el germen más remoto del teatro.” (P.21 del libro citado)

    Según el libro de Artiles entre las figuras articuladas más antiguas que se han hallado se encuentran: el llamado “monito de Harrapa” y un toro con el cuello articulado procedente de Mohenjo-Daro, los dos hechos en terracota. Ambas ciudades son del valle del Indo, y florecieron alrededor de 2500 años a.n.e. También menciona a la serie de figuras articuladas del antiguo egipto, y entre ellas la más famosa, una cabeza de chacal con la mandí­bula movible también de terracota y que data de unos 1500 años antes de nuestra era

  2. lourdes pineda

    es padrisimo que existan este tipo de sitios sobre todo para los nuevos titiriteros como yo a quienes tanta falta nos hace encontrar mas informacion sobre la profesion que no solo te da satisfacciones economicas sino mas bien satisfacciones personales. mil gracias

  3. Luis Alfonso Jachura Arancibia

    Amigos Titiriteros, colegas, yo parti con funciones de titeres que confeccione con cabezas de muñecas(os) a los 11 años y partí­ en Arica Chile a los 14 años. los titeres son mis fieles compañeros que me permitieron crear fabulas, cuentos didácticos ganar además algunos pesos con mi conpañia de Teatro Infantí­l.. Show del Tio Luis. ” La Bruja Garras sucia..con un final inesparado…El Gusanito medidor…Trencita,la niña egoista…La Infeción y el Tete etc..Los Titeres me desconectan de la rutina y me alegra la vida. Si alguien quiere compartir experiencias escribame a mi correo electronico luis.jachura@hotmail.com

  4. Exelente tener un lugar donde uno pueda,interiorisarce en lo que nos ocupa parte de la vida como a mi,y que estamos tan dejado de lado,desde ahora me tendran entre las paginas de titerenet un fuerte abrazo desde santa fe ,argentina

  5. jorge montenegro ramirez

    LOS TITERES SON UNA EXCELENTE HERRAMIENTA DIDACTICA PARA EDUCAR, DIVERTIR Y FORMAR A LOS NIí‘OS EN EDUCACION PREESCOLAR
    PARA LOS JOVENES LOS TITERES NO SON TAN ATRACTIVOS PORQUE PIENSAN QUE JUGAR CON MUí‘ECOS ES COSA DE NIí‘OS
    PARA LOS ADULTOS LOS TITERES LOS LLEVAN AL RECUERDO DE SUS PRIMEROS JUEGOS CON MUí‘ECOS Y TAMBIEN A LA REFLEXION DE LO QUE HAN HECHO CON EL TIEMPO PERDIDO
    PARA NOSOTROS LOS TITIRITEROS ES UNA PROFESION MUY RESPETABLE Y MUY BUENA FORMA DE GANARSE LA VIDA LLEVANDO ESPECTACULOS QUE DIVIERTEN Y EDUCAN

  6. Marionetas de hilos;
    La palabra marioneta indica sobre todo el habla de estos personajillos. En francés, une marionette era un clérigo que en las representaciones religiosas donde aparecí­a la virgen, aportaba su voz haciéndola aguda para que pareciera de mujer. Las marionetas hablan siempre con una voz aguda, chillona y falsa, salvo los personajes malvados que hablan con voz grave pero igualmente falsa. Se suele usar indistintamente el nombre de la marioneta, la palabra tí­tere es onomatopéyica, según creen los lingí¼istas, por el ti-ti que hací­an los actores con un silbato, al mismo tiempo que moví­an a los muñecos.
    El arte de actuar con las marionetas o tí­teres cobró una gran importancia desde fines del siglo XVIII y todo el XIX, importancia que seguirí­a también en los siglos siguientes. Escritores y músicos prestaron especial atención a este mundo de fantasí­a y le dedicaron su tiempo y su trabajo. La fascinación y el entusiasmo por aquellos muñecos y sus movimientos fueron en aumento.

  7. Arturo Salas Cueto

    Me gustaria recibir pequeños temas que traten de inclusión educativa, de género, o violencia familiar, para poder motivar a los niños en edad de preparación, que son los que mas incurren con lo fragil de su mente que capta todo.
    gracias
    Att.

    Arturo Salas .

    • Van dos:
      “El papel del movimiento escénico es más importante que cualquiera de los otros elementos teatrales” V. Meyerhold (1915).
      “El teatro puede existir sin maquillaje, sin vestuarios especiales, sin escenografí­a, sin escenario, etc.; pero no puede existir sin la relación actor-espectador”. Jerzy Grotowski (1965).