Cuando los títeres atraen a artistas de otros campos, se producen milagros y preciosas conjunciones siempre sorprendentes.