Menudo susto me di esta mañana cuando iba de camino a la panadería y oigo gritar a alguien: ¡la cosa está muy mal!. Miro y me veo al Monstruo de las Galletas de la guisa que muestra la fotografía. Y es que la cosa está tan mal que hasta el monstruo de las galletas está sin trabajo, sin prestación de desempleo y tiene que mendigar una galleta en la calle.

Ya lo dice el refrán: cuando veas las galletas de tu vecino mordisquear, pon las tuyas a remojar…

Le he enviado un emilio a Sheldon Adelson -ya sabes, el muchachote ese del EuroVegas- a ver si puede comprarle un paquete de galletas al colega cuando vuelva a pasar por Alcorcón.

No sólo los títeres tienen problemas, sino también los grandes de la música, y para muestra -no un botón, que ahora no nos serviría para nada- sino una imagen de cómo hasta los propios Beatles han tenido problemas en la calle. Ya sabes, ahora vía pública es privada, es del Gobierno

Fuente de las imágenes: Culture Jam.


Publicado el Jueves 24 de mayo de 2012

Etiquetas: