Todos tenemos una caja de cartón en casa o la podemos conseguir fácilmente, con ella propongo elaborar la siguiente marioneta. No es una actividad para ser realizada por los más pequeños, sino por adultos con alma de niños.

- Materiales:

* Cartón (reciclado de una caja para desecho).

* Un lápiz.

* Un cúter.

* Unas tijeras.

* Alambre fino o encuadernadores con arandela (que se pueden conseguir en papelerías).

* Pintura blanca (témpera o al agua satinada).

* Un pincel.

* Una varilla de madera redonda.

* Tenazas planas.

* Tenazas de punta redondeada.

* Un berbiquí o un taladro.

* Corta alambres.

* Un cáncamo cerrado.

* Cordón sintético (fino).

* Folios blancos.

- Preparando los patrones.

1) Para poder sacar los patrones de cada una de las piezas de la marioneta, primero tenemos que dibujar el cuerpo a escala. La que yo he dibujado tiene: 51 cm de largo por 19,50 cm de ancho.

2) Con la escala es relativamente sencillo hacer los patrones, solo tenemos que tomar la misma medida para cada pieza del cuerpo y darle forma de hueso en el papel.

Los patrones que necesitamos son:

Cabeza, pecho, pelvis, brazos (2 piezas), antebrazos (2 piezas), muslos (2 piezas), pantorrillas (2 piezas), pies (2 piezas) y manos (2 piezas).

3) Dibujamos los patrones en el cartón y los recortamos con las tijeras o el cúter, dependiendo del grosor de la caja.

4) Pintamos todas las piezas de cartón con la témpera o la pintura al agua.

5) Dejamos secar.

- Ensamblando la marioneta.

1) Hacemos un pequeño orificio en cada una de las piezas para unirlas unas con otras, con la punta de las tijeras.

- Nota: A la cabeza también le haremos un orificio en la parte superior central, así como a las manos, para la colocación del cordón de agarre.

2) Hacemos argollas con el alambre fino y las tenazas de punta redondeada.

También podemos unir las piezas con los encuadernadores.

3) Con las argollas vamos uniendo unas piezas con otras, hasta tener todo el esqueleto ensamblado.

- La cruceta.

1) Cortamos la varilla de madera, de unos 19 cm de largo.

2) Hacemos un orificio en cada uno de los extremos de la varilla de madera, con un berbiquí o un taladro.

3) Hacemos un agujero en el centro de la varilla con el berbiquí e introducimos el cáncamo cerrado (abierto previamente).

4) Hacemos un triángulo con el alambre.

- Montando la marioneta.

1) Atamos un trozo de cordón sintético en el orificio superior de la cabeza y anudamos por dentro.

2) Cortamos dos trozos de cordón sintético, los introducimos por los orificios de las manos y anudamos por detrás.

3) Cortamos dos trozos del cordón sintético y los atamos a las argollas de la rodilla (entre las piezas del muslo y pantorrilla).

- Uniendo la marioneta a la cruceta.

1) Atamos el cordón de la cabeza a la base del cáncamo.

2) Los cordones de las manos se atan a dos esquinas del triángulo de alambre.

3) Los de las rodillas se introducen en los orificios de la varilla de madera y se anudan.

Esta marioneta de cartón está terminada y lista para divertir tanto a los adultos como a los niños. Y como suelo decir, esto es sólo una idea, una sugerencia; con esta misma técnica se pueden realizar una gran variedad de personajes, recortando sus cuerpos y pintando sus trajes; solo dejen volar su imaginación y dispónganse a pasar un rato divertido y desde luego, muy entretenido.


Elisa García es miembro de Cuentos con Encanto y Patrocinadora del proyecto Titerenet.

También es la constructora y diseñadora de la Tienda de títeres Cuentos con Encanto.


No te pierdas otras propuestas para fabricar títeres y marionetas, desde los más sencillos a otros más complicados, en nuestra sección: Taller de Marionetas.



Publicado el Miércoles 9 de mayo de 2012

Etiquetas: , , ,