Los tí­teres de dedos han sido durante mucho tiempo los favoritos de los niños. Son en realidad, un tí­tere muy simple, en el cual los dedos de la persona que lo mueve se convierten en las piernas -o las patas, dependiendo del personaje- del tí­tere.

– Materiales que necesitamos:

*-  Cartulina negra y gris.

* Papel.

* Cartón.

* Lana negra.

murcielago-1

* Un lápiz.

* Unas tijeras.

* Una regla.

* Una tiza blanca.

* Ojos móviles (se pueden conseguir en mercerí­as, tiendas para manualidades o de muñecos de peluche).

* Cola de Contacto.

* Pegamento de barra.

– Preparando el cuerpo en cartulina.

1) Dibujamos el contorno del murciélago en la cartulina negra.

2) Recortamos la silueta y los dos cí­rculos inferiores, con las tijeras.

3) Marcamos las alas, primero con el lápiz y luego para resaltar con la tiza blanca.

4) Doblamos las alas, por las marcas (a modo de acordeón).

5) Marcamos la pieza central del ala en la cartulina gris (dos piezas).

6) Recortamos y pegamos las dos piezas de cartulina gris en el centro de las alas, con el pegamento de barra.

– Haciendo el pompón para la cara del murciélago.

1) Dibujamos y recortamos dos cí­rculos en cartón, con un cí­rculo más pequeño en el centro.

murcielago-4

2) Enrollamos un poco de lana negra en un trozo de cartón.

3) Juntamos los dos cí­rculos de cartón.

4) Vamos recubriendo el cí­rculo de cartón con la lana, introduciéndola por el centro, hasta cubrirlo en su totalidad.

5) Cortamos un trozo de lana.

6) Con mucho cuidado, cortamos la lana del cí­rculo, introduciendo las tijeras entre las dos piezas de cartón, por la parte superior.

7) Introducimos el trozo de lana, entre las dos piezas de cartón.

8) Anudamos.

– Acabado del tí­tere.

1) Pegamos el pompón a la parte superior de la silueta del murciélago en cartulina, con el pegamento de barra o con la cola de contacto.

Nota: La cola de contacto debe ser siempre utilizada por un adulto, en un lugar bien ventilado o exterior.

10) Pegamos los ojos al pompón, con la cola de contacto.

El tí­tere murciélago ya está terminado, para moverlo solo tenemos que introducir nuestros dedos por los dos agujeros inferiores. En muy poco tiempo podemos hacer diferentes tipos de tí­teres; para montar un pequeño show, contar un cuento o cantar una canción. Una divertida forma de explorar la imaginación de los niños.


Elisa Garcí­a es miembro de Cuentos con Encanto y Patrocinadora del proyecto Titerenet.

También es la constructora y diseñadora de la Tienda de tí­teres Cuentos con Encanto.


No dejes de ver más propuestas sobre construcción de tí­teres y marionetas en nuestra sección: Taller de Marionetas.