Hoy hemos recibido el aviso de la publicación de este bello libro: “Popol Vuh, Historia Maya de la Creación”. Las imágenes de esta obra están a cargo del reconocido artista Miguel Andrade “Chamuco” y los títeres están cuidadosamente inspirados en iconografía maya perteneciente al Museo de Antropología Mexicano.

Concretamente, “El Popol Vuh, historia maya de la creación” ha sido creado totalmente en la zona maya de Tulum, México; en versión abreviada del titiritero Mauricio Terrazas y traducido al maya yucateco por la lic. Maria Luisa Villareal.

Dicho proyecto se ha hecho realidad gracias al apoyo de CONACULTA de México y el Honorable Ayuntamiento de Tulum. Los fotomontajes están a cargo del reconocido artista Miguel Andrade “Chamuco” y los títeres están cuidadosamente inspirados en iconografía maya perteneciente al Museo de Antropología Mexicano.

El acabado de la edición es de lujo con portada barnizada, y compartimos en esta entrada cuatro imágenes del mismo. El Popol Vuh es una joya literaria pues es el primer libro de mitología indígena realizado en América Latina y data de 1558.

Si quieres obtener información acerca de este valioso ejemplar, puedes solicitarla en la siguiente dirección de correo:
mauriciotd@yahoo.com

Esta vez decidieron enviarlos a un lugar más peligroso todavía: la Casa de los Jaguares, de los cuales no se salvarían. Pese a estar hambrientos, estos feroces felinos pudieron ser convencidos por Ixbalamque y Hunapku de roer unos huesos en vez de comérselos. Fue así cómo sobrevivieron a la casa de los jaguares.

Al llegar al reino de Xibalba, los gemelos los reconocieron por sus nombres, empezando por los dos primeros señores de Xibalba y continuando por sus servidores:
Xiquiripat
Ajalmes
Ajaikana
Patán
Kik’xic
Cuchumakik
Kik’rixk’aq

Hun Came, el primero de los Ahau, les dio la bienvenida al reino, invitándolos al día siguiente al ceremonial del Pitz o juego de pelota maya.
Para demostrarles su hospitalidad fueron convidados a pasar la noche en la casa oscura.

Muy contenta se puso la abuela Ixmucane cuando descubrió que las cañas sembradas por los gemelos retoñaron en señal de que estaban vivos. Entonces, Corazón del Cielo clamó los nombres de Ixbalamque y Hunapku. -¡Sus gloriosos nombres no serán olvidados y Ustedes serán invocados cuando amanezca!- les dijo y fue así que los jóvenes se elevaron al cielo convirtiéndose en la luna y el sol respectivamente e iluminando la tierra y el cielo. Todo esto sucedió antes de que se creara el hombre y aún antes que amaneciera sobre la tierra.
Fin…


Publicado el Miércoles 28 de septiembre de 2011

Etiquetas: ,