El arte del teatro de títeres es muy complejo, aunque a simple vista pueda parecer lo contrario. No se trata sólo de hacer las marionetas o los títeres, también hay que hacer las estructuras de los teatrillos, los decorados, el guión y muchas cosas más.

¿Qué sucede dentro de un teatrillo de títeres?, para hacer un pequeño acercamiento a este apasionante mundo, vamos a ver cómo podemos hacer un teatrillo para figuras planas, con una caja de zapatos.

Antes de comenzar con esta tarea, debemos escoger un cuento que nos guste; dividirlo en varias escenas y elegir a los personajes que participarán en la misma.

- Materiales:

* Una caja de zapatos.

* Papel para acuarela o folios.

* Pinturas al agua (témperas) o lápices de colores o ceras para pintar.

* Dos pinceles.

* Un lápiz.

* Unas tijeras.

* Un cúter.

* Rotuladores.

* Cola blanca (de carpintero).

* Una regla.

- Preparando la caja de zapatos.

1) Medimos el interior de la caja.

2) Una vez elegido el cuento y los decorados a reproducir; recortamos (con las medidas que antes hemos sacado), tantos rectángulos como decorados que vayamos a necesitar, en papel para acuarela.

Yo utilizo el papel de acuarela para este tipo de trabajo, por varias razones: porque absorbe muy bien la pintura y en este caso en concreto, porque tiene el grosor necesario para que los dibujos de los decorados se mantengan rectos, una vez colocados dentro de la caja de zapatos. Pero también, se pueden utilizar folios y luego pegarlos a unas cartulinas.

3) Dibujamos los decorados y los pintamos, (recomiendo que una vez se ha secado la pintura, pasar unas ligeras líneas por los contornos del dibujo con rotuladores, para realzarlos).

Para esta presentación, he escogido el cuento de Caperucita Roja, que llevará tres decorados: el bosque, el exterior de la casa de la abuela y el interior de la casa.

Los personajes serán tres: Caperucita, la Abuela y el Lobo.

- Acabado de la caja.

1) Abrimos la caja, despegando con cuidado las solapas, para facilitar los cortes que tenemos que hacer para introducir los decorados y los personajes.

2) Hacemos dos cortes en la parte superior y otros dos en los laterales de la caja.

3) Pegamos con cola blanca, el último decorado en aparecer (en este caso, el del interior de la casa de la abuela).

Nota: Si tiene intención de utilizar la misma caja de zapatos para escenificar otros cuentos; no pegaremos al fondo el último decorado, sino que haremos un corte más a la parte superior de la caja.

4) Cerramos la caja, pegándola con cola blanca.

- Las figuras o personajes.

1) Dibujamos las figuras en papel.

2) Los pintamos.

3) Los recortamos.

4) Recortamos unas tiras en cartón fino, de aproximadamente unos 2 cm de ancho.

Podemos utilizar para esto, cartón fino que se puede encontrar en papelerías o tiendas de manualidades; aunque yo prefiero utilizar cajas de cartón de desecho, como puede ser: una caja del arroz, una caja de galletas o similar.

5) Pegamos las tiras de cartón a la parte trasera de las figuras, con cola blanca.

- Acabado de los decorados.

1) Recortamos dos rectángulos en cartón fino.

2) Le pegamos uno a cada decorado, por detrás y a la parte superior.

3) Marcamos un número o una letra en ese cartón para identificar cada una de las escenas y su orden.

Esta solapa también nos ayudará a sacar el decorado, cuando llegue el momento de pasar a la siguiente escena.

El teatrillo para figuras planas ya está terminado. Ahora sólo queda hacer un pequeño guión; ver quién hace de Abuela, quién de Caperucita o de Lobo; ponerle la voz a cada uno de ellos, y… ¡la función ya puede comenzar!


Elisa García es miembro de Cuentos con Encanto y Patrocinadora del proyecto Titerenet.

También es la diseñadora y constructora de la Tienda de títeres Cuentos con Encanto.


Publicado el Martes 2 de agosto de 2011

Etiquetas: , , , ,