Tallar una mano para una marioneta o un títere en goma espuma es mucho más sencillo que hacer una cabeza, aún así tiene su técnica. A continuación detallaré uno de los métodos que existen.

Los materiales que necesitaremos para este trabajo, son los mismos que para el tallado de una cabeza, pero vamos a recordarlos:

* Un bloque de goma espuma, (un rectángulo que tenga el tamaño aproximado de la mano que queremos hacer).

* Un cúter.

* Unas tijeras.

* Un rotulador.

1) Con el rotulador trazamos una línea que corte transversalmente la pieza (a un cuarto de la misma) por su parte frontal y luego hasta la mitad del ancho de la pieza.

2) Con el cúter, hacemos un corte siguiendo las líneas anteriormente marcadas y eliminamos el trozo pequeño.

3) Sobre la parte sobresaliente, marcamos de nuevo unas líneas a modo de trapecio, cortamos con el cúter por las líneas y retiramos la parte más grande (no la del trapecio); que será el dedo gordo de la mano.

4) Realizamos una pequeña marca entre la pieza marcada para ser el dedo gordo y lo que serán los restantes dedos, para hacer un hueco entre éstos. Lo cortamos con el cúter y retiramos esta pequeña pieza.

5) Marcamos los dedos, cortamos con el cúter entre ellos, así como su longitud y,  ya tenemos la base para la mano en goma espuma.

6) Con las tijeras vamos redondeando la pieza entera, incluidos todos los dedos, hasta conseguir el volumen deseado.

7) Terminamos refilando bien toda la pieza con las tijeras, intentando quitar todos los bultos posibles para que la pieza quede lisa.

8) Una vez terminada esta parte, la mano ya está lista para ser pintada.

Con un poco de práctica, se pueden llegar a crear muchos tipos de manos. Eso sí, no debemos olvidar que las dos manos deben ser del mismo tamaño y forma. Para lo que recomiendo realicen las marcas y los cortes alternartivamente; primero en una mano y luego en la otra, antes de cada corte.

Hay que tener en cuenta también, que las manos deben ser pareja; es decir, hay que hacer la mano izquierda y la mano derecha. Una buena forma de no confundirnos y acabar haciendo dos manos izquierdas; es fijarnos en nuestras propias manos.

Si las observamos bien, puestas con las palmas boca arriba, veremos claramente que en la mano izquierda el dedo gordo queda a la izquierda y justo lo contrario en la mano derecha.

Y por último solo me queda comentarles, que yo suelo hacer las manos para mis marionetas con tan solo cuatro dedos. ¿Qué por qué cuatro dedos? Sencillamente porque visualmente es exactamente lo mismo y, realmente es siempre más sencillo hacerlas con cuatro dedos que con cinco.

Elisa García es miembro de Cuentos con Encanto y Patrocinadora del proyecto Titerenet.

También es la diseñadora y constructora de las marionetas de la Tienda de títeres de Cuentos con Encanto.

 


Publicado el Martes 28 de junio de 2011

Etiquetas: , , ,