Leyendo libros de títeres

Libros sobre teatro de títeres hay muchos. Libros que se pueden conseguir gracias a la labor de personas e instituciones como el CDATB, Tropos librería, Arbolé o Ray DaSilva, por citar algunos ejemplos destacados.

Lo que mucha gente no sabe es lo que cuesta editar, distribuir y vender esos libros.

Que hay un interés muy vivo en el teatro de títeres, no lo ponemos en duda. Por ejemplo, el guión para títeres de “El patito feo” de Marimba Marionetas ha sido descargado de forma gratuita por cerca de 15.000 personas en apenas unos meses ¡Un guión de teatro de títeres editado en internet! Sin embargo, de la versión en papel apenas se han vendido 10 ejemplares.

Hay muchas personas interesadas en todo tipo de libros relacionados con la marioneta, pero no lo suficiente como para pagar por ellos, y no lo digo sólo por nuestras ediciones. ¿Se puede hacer algo?

El negocio de vender copias de cosas (libros, música, vídeo…) parece que no tiene mucho futuro. No tiene sentido vender, a un precio a veces desorbitado, lo que se puede conseguir de forma gratuita a través de internet. La solución no está en cerrar internet, ni en perseguir a personas interesadas en esos materiales que probablemente no comprarían aunque no estuviesen disponibles en la red de forma gratuita. Hay que buscar nuevos modelos y generar valor añadido a lo que se ofrece, o encontrar formas alternativas de conseguir ingresos.

Es cierto que en no pocas ocasiones los libros de títeres, como tantos otros, se editan no por un interés comercial, sino por la difusión de un tema, el prestigio que da un buen trabajo editado o por cualquier otro motivo, si bien nunca está de más que autores y editores puedan cobrar de forma digna por su trabajo.

Estamos barajando algunas ideas para dar otro punto de vista a los editores y distribuidores que apuestan por el teatro de títeres. Las lanzo aquí, de un modo informal, pero me gustaría conocer la opinión y los puntos de vista de los que editáis o vendéis libros, y también la de los lectores.

Os dejo dos ideas.

Club de lectores.
Crear un club de lectores en el que, mediante una suscripción mensual o anual, los socios reciban de forma periódica libros ajustados a determinados intereses entorno al títere. Un club permite fidelizar, crear promociones específicas y dar ventajas a sus miembros.

Publicidad en los libros.
Se trata de utilizar el propio libro como instrumento promocional, de la misma manera a como lo han hecho ya algunos periódicos con discos, dvd o libros. El anunciante paga la edición y la distribución a cambio de promocionar su marca o un producto concreto.
Pero se nos plantea una duda: ¿Habría anunciantes para incluir su publicidad (relacionada) en libros?


Publicado el Sábado 21 de junio de 2008