Fachada teatro comedia

En la madrugada del jueves pasado, 28 de junio, un incendio arrasó el Teatro Municipal Comedia, uno de los teatros más tradicionales de Córdoba situado en el mismo centro de la ciudad Argentina. El fuego, que no provocó daños humanos, comenzó a las 3 de la madrugada; hora y media más tarde los bomberos lo tenían controlado para que no se propagara el desastre a los edificios colindantes pero las llamas en el solar del teatro no se extinguieron, de modo que los daños fueron totales.

La parte de atrás del teatro, cercana al escenario y la totalidad de la sala sufrieron las peores consecuencias, de modo que se puede afirmar la destrucción casi completa de este equipamiento teatral. Desde que se “controló” el fuego hasta que se acabó totalmente pasó media hora; treinta minutos devastadores. En Cadena 3 radio, un vecino manifestó que llamas estuvieron precedidas por un zumbido y una explosión que rompió todos los vidrios del edificio. Solo la fachada y el hall delantero no ardieron.

Nadie se explica la lentitud de los bomberos ni tampoco que el diario cordobés La Voz no se haya hecho eco de la noticia hasta casi las siete de la tarde del día aciago, cuando la misma madrugada del jueves los periódicos nacionales Clarín y La Nación ya daban sus respectivas reseñas. Este es el segundo incendio de un edificio municipal en Córdoba. Hace dos años se quemó la sede del Concejo Deliberante. Parece ser que el teatro se quería demoler y había sido salvado de ser un aparcamiento de coches. En estos momentos esperaba su reconstrucción.

Las investigaciones serán lentas según han declarado las autoridades competentes, sin embargo el incendio ha provocado una rápida reacción ciudadana para la recuperación del teatro. Hoy se abrirá una cuenta, según informaba La Voz el sábado, donde hacer donaciones. También se pretende agilizar los trámites para la recogida de dinero y materiales. El vicegobernador de Córdoba donará 100 mil pesos y Schiaretti dijo que el Ejecutivo destinará el dinero que el municipio necesite para levantar de nuevo la sala.

El teatro se inauguró en 1913 como Teatro Odeón. En 1920 se reabrió como Teatro Comedia y desde 1950 se llamó Comedia a secas. En el 2005 se convirtió en patrimonio cultural y lo compró el ayuntamiento de la ciudad evitando su desaparición. Desde entonces ha albergado funciones de teatro, danza, musicales, teatro para niños, conciertos de música y una diversidad de actividades paralelas.


Publicado el Lunes 2 de julio de 2007