el-taller-de-los-titeres

Foto: melbourne puppetry

Este folleto de Árbol Editorial, está resumido y editado por: Rafael Velásquez Reyes y José de Jesús Gutiérrez Rodríguez. Consta de seis páginas en las que se abordan varias facetas básicas en la construcción, y el concepto de lo que es un títere.
Ellos mismos nos dicen: “Debemos tomar en cuenta que todos los aspectos de este manual son importantes para una adecuada realización del arte de teatro guiñol, sin embargo, recordemos que la imaginación y creatividad son sumamente importantes para mejorarlo, por lo que se sugiere que no se tome como un recetario, sino como una base para que el trabajo resulte lo mejor posible”.

¿Qué es un títere?
El títere es un muñeco, éste frente al público puede adquirir vida; representa un papel y comunica al auditorio el mensaje que le queremos entregar. Son más pequeños que una persona, su rostro tiene rasgos exagerados y hacen movimientos diferentes a los nuestros.
Serán nuestros mensajeros y a través de ellos nos pondremos en contacto con los que están en frente. Debemos tomar en cuenta que cuanto más sinceras sean las ideas, las emociones y los movimientos de los muñecos, el público recibirá de ellos todo lo que queramos trasmitirle.
Los títeres dirán por nosotros lo que queremos decir; con ellos podemos estimular e instruir a quien le haga falta dentro de la comunidad.

¿Cómo son los títeres?
Podemos dividirlos en dos familias: muñecos de guante o guiñol, que se manipulan desde debajo de la escena y las marionetas, que se manejan desde arriba de la escena.

¿Cómo son los muñecos de guante?
Son sencillos de construir y manejar; su rostro siempre está inmóvil y a pesar de que el títere no puede caminar o volar, tiene vida, agilidad y gracia. Se hace un solo personaje con el muñeco que mostramos al público.
Está formado por una cabeza de madera, de tela o de papel; tiene manos, generalmente hechas del mismo material que la cabeza. Lo más característico de éste es una funda que le sirve como cuerpo y vestido; en ella metemos la mano para darle vida.
Los rasgos del rostro serán muy marcados y expresivos – para que puedan ser vistos a distancia – ; los movimientos y la expresión de estos muñecos dependen de las manos y voz del titiritero, su movimiento transmite al títere alegría, tristeza, enojo, flojera y toda emoción que nos interese representar.
Cuando se dice que se manejan desde abajo, es porque al representar una obra se manipulan por encima de la cabeza del titiritero.

Descarga completa del manual: El Taller de los Títeres


Actualizado 04 de julio: El documento ya no está disponible, pero hemos encontrado otro en el que se recoge una propuesta para un taller de títeres:
Taller de teatro de títeres (PDF)


Volvemos a actualizar:
No dejes de ver más propuestas sobre construcción de títeres y marionetas en nuestra sección: Taller de Marionetas.


Publicado el Martes 6 de junio de 2006

Etiquetas: