Ensamblar y dar rigidez a los distintos bastidores de que consta un decoarado o teatrillo, de manera que éste quede sólidamente establecido en el escenario, para servir a la acción que se va a representar.


Publicado el Sábado 10 de enero de 2004